Patricia Guillén

Con relación al dictamen que reforma diversas disposiciones de la Ley del Banco de México en materia de captación de divisas, aprobado en la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República el pasado 27 de noviembre, la Asociación de Bancos de México (ABM) subrayó que la autonomía del Banco Central es fundamental para el adecuado funcionamiento del sistema financiero y de nuestra economía.

“La ABM coincide con los objetivos sociales de la iniciativa del senador Ricardo Monreal Ávila, reconocidos también por el Banco de México, en el sentido de propiciar que el efectivo en moneda extranjera que ingresa a nuestro país de forma legítima, como lo son los recursos que traen algunos migrantes mexicanos que visitan nuestro país, el gasto que realizan turistas extranjeros y los emolumentos que reciben algunos trabajadores del turismo en México, fluya de manera sencilla, segura y económica”.

Recepción de moneda

La ABM destacó que, los bancos que ofrecen el servicio de recepción de moneda extranjera en efectivo, cumplen con las leyes y regulaciones mexicanas, los estándares internacionales y los procesos de control para mitigar los riesgos de manejar recursos de procedencia ilícita.

Asimismo, «estos bancos cumplen con los estrictos requisitos de control que les solicitan sus bancos corresponsales que reciben las divisas en el exterior. A su vez, los bancos corresponsales del extranjero son sujetos a reglas de transparencia y control por parte de sus autoridades financieras».

En este sentido, “es necesario retomar y profundizar el diálogo binacional entre autoridades nacionales y del exterior, así como de los bancos que operan en México con corresponsales bancarios del exterior, con el propósito de encontrar conjuntamente la mejor solución que propicie el flujo eficiente de las divisas en nuestras economías, y permita la prevención de lavado de recursos de procedencia ilícita con los mismos estándares para todos los países”.

La ABM consideró que es de suma importancia que las mejoras al sistema de captación y exportación de divisas que se discuten, no deben de afectar de manera alguna la autonomía del Banco de México.

Comentarios de Facebook