Patricia Guillén

Nuestra vida social se ha adaptado a la nueva normalidad; antes salíamos más para encontrarnos con nuestros amigos en algún lugar para pasar momentos increíbles; hoy, en cambio, nos reunimos con ellos de forma virtual para seguir divirtiéndonos.

La distancia no ha sido ni será un obstáculo para seguir conectados y vivir momentos increíbles, así que alista Monkey Shoulder, el whisky más irreverente de la familia William Grant & Sons, que se convertirá en el acompañante perfecto para las próximas y nada monótonas reuniones virtuales.

DJ por una noche

¿Amas los conciertos? Es momento de regresar a ellos. Convoca a tus amigos a una noche llena de diversión y música donde el DJ serás tú.

No importa que no tengas mezcladoras de sonido profesionales, lo que realmente vale es que tengas muchas ganas de divertirte.

Prepara con anticipación los sonidos, ten en cuenta que debes complacer todos los gustos. Busca un poco de electrónica, de pop coreano, de cumbia y música de los ochenta, para empezar.

Así como mezclarás la música y los ritmos, Monkey Shoulder se mezcla a la perfección con diferentes ingredientes para conseguir el cóctel perfecto gracias a sus notas de naranja, canela, jengibre y vainilla, combinadas con aromas frutales, florales y especiados.

Ginger Monkey

Necesitas:

50 mil de Monkey Shoulder

3 partes de Ginger Ale

1 rodaja de naranja para decorar

Hielo

¿Cómo se prepara?

Llena un vaso alto con hielo. Agrega el Monkey Shoulder y el Ginger Ale. Revuelve suavemente y decora con la rodaja de naranja.

Clases de mixología

Monkey Shoulder nació para mezclarse. Por ello, será el ingrediente principal para una divertida clase de mixología. Puedes crear los cócteles más sorprendentes y refrescantes gracias a que este whisky ofrece una incomparable explosión sensorial.

Pídeles a las personas que se vayan a reunir de manera virtual que tengan a la mano los ingredientes que prefieran porque con Monkey Shoulder se pueden crear mezclas dulces, cítricas, frutales y hasta especiadas. El límite es tu imaginación. Para empezar, te proponemos Show me the Monkey.

Show me the Monkey

Necesitas:

50 ml de Monkey Shoulder

20 ml de Drambuie

80 ml de jugo de manzana

6-8 hojas de menta fresca

Rodaja de naranja

¿Cómo se prepara?

Agita en un shaker el Monkey Shoulder, el Drambuie, el jugo de manzana y las hojas de menta. Cuela y sirve en un vaso alto con hielo. Decora con una rodaja de naranja y una hoja de menta.

Comentarios de Facebook