Eduardo Guevara

Para Jorge Carlos Negrete Vázquez, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU), la iniciativa de ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México presentada hace unos días al Congreso local por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, “ha alarmado a la industria publicitaria de la capital de país y de México porque de ser aprobada dará pauta a que se proliferen aún más los anuncios en los espacios públicos”, alertó.

“Al tener una redacción confusa deja espacio a muchas interpretaciones inadecuadas, no aclara con contundencia las funciones de las autoridades que participan en la regulación del sector, lo que de nueva cuenta dejará abierto el mercado para actos de corrupción”.

Según el activista, su redacción inicial implica la autorización de nuevos formatos (artículo 13) e incluso la colocación de algunos que están prohibidos por la legislación actual, se vuelven a autorizar.

Un ejemplo de ello son los anuncios envolventes en edificios que están prohibidos y que la nueva legislación permitiría, también se permite colocar mantas envolventes en inmuebles en remodelación que podrían ser instalados sin especificar el tiempo permitido. En cuanto a los MUPIS la autorización de colocar nuevos tipos análogos implica que se multipliquen las posibilidades de publicidad en mobiliario urbano como en botes de basura, postes de luz, mesas, bancas, entre otros que se colocaran en las calles.

Otros tipos de publicidad exterior que se estarían permitiendo sería la colocación de proyección óptica o virtual en inmuebles, los llamados videomapping, lo que promueve la contaminación visual y lumínica; y la distribución de publicidad en muros a nivel de calle lo que va a generar más saturación y la continuidad de la pérdida del espacio público y del paisaje urbano.

“Contrario al objetivo planteado en el sentido de regular con mayor énfasis y orden la publicidad exterior de la ciudad, tener una recuperación del paisaje urbano, de los espacios públicos y evitar la contaminación visual, se disminuyen las sanciones por incumplir la ley y desaparecen el catálogo de delitos que ya existía, por lo que ahora lo harían más conveniente que antes el no respetar la norma”, puntualizó Negrete Vázquez.

“La iniciativa de la nueva ley será un gran desacierto, ya que no solo se necesita de la buena fe del gobierno de la CDMX para regular la industria de publicidad exterior sino de fortalecer las medidas regulatorias de forma clara y contundente. Esta propuesta no contiene parámetros de espacios, formatos, ni medidas de anuncios lo que traerá como consecuencia más saturación en el espacio público, muchos problemas al aplicar la norma y grandes oportunidades de corrupción,” concluyó el presidente de la FRRPU.

Comentarios de Facebook