Entre los libros sobre filosofía que se pueden encontrar en este inicio del 2020 destaca Aporofobia, el rechazo al pobre, escrito por la catedrática valenciana Adela Cortina y publicado por PAIDÓS.

En este título brillante en cuestión analítica y profundo en investigación, la autora centra su obra en identificar los patrones conductuales que presentan las personas cuando rechazan a ciudadanos que consideran de menor valía sólo por no tener dinero. Un viaje entre conceptos de origen griego pero comunes en nuestros días como xenofobia y xenofilia, con ejemplos concretos de personajes contemporáneos hacen evidente estos comportamientos.    

“Quienes producen verdadera fobia no son tanto los extranjeros o las gentes de una raza diferente como los pobres. Los extranjeros con medios no producen rechazo, sino todo lo contrario, porque se espera de ellos que aporten ingresos y se les recibe con entusiasmo. Los que inspiran desprecio son los pobres, los que parece que no pueden ofrecer nada bueno, bien sean emigrantes o refugiados políticos”.

Y sin embargo no existe un nombre para una realidad social que es innegable. Ante tal situación, la autora buscó en el léxico griego la palabra «pobre», áporos, y acuño el término «aporofobia», que se está imponiendo de forma exponencial. Además de definir y contextualizar el término, Cortina explica la predisposición que tenemos los seres humanos a esta fobia y propone caminos de superación a través de la educación, la eliminación de las desigualdades económicas, la promoción de una democracia que tome en serio la igualdad y el fomento de una hospitalidad cosmopolita.

Cortina, quien fuera galardonada con el Premio Nacional de Ensayo 2014, nos presenta Aporofobia, el rechazo al pobre, una reflexión imprescindible sobre uno de los problemas sociales y políticos más acuciantes de nuestro tiempo.

Adela Cortina es Catedrática de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, siendo la primera mujer que ingresó en esta Academia desde su fundación en 1857.

Es directora del Máster y del Programa de Doctorado Interuniversitario y de la Fundación ÉTNOR. Asimismo, es Doctora Honoris Causa por ocho universidades nacionales y extranjeras, y en diversas ocasiones ha formado parte del Jurado de los premios Príncipe de Asturias de “Comunicación y  Humanidades” y de “Ciencias Sociales”.

Entre sus obras se cuentan Ética mínima; Ética sin moral; Ética aplicada y democracia radical; Ciudadanos del mundo; Por una ética del consumo; Ética de la razón cordial; Las fronteras de la persona; Justicia cordial y Neuroética y neuropolítica.

El Indeleble

Comentarios de Facebook