Santiago Poot

Tras haberse casado por lo civil, Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Fernanda Gómez unieron lazos matrimoniales por la iglesia en un evento lleno de glamour y elegancia, enmarcado por la bella Catedral Metropolitana de Guadalajara, uno de los recintos religiosos más importantes a nivel nacional.

El boxeador de origen tapatío, que siempre ha mostrado un profundo amor por sus raíces, no perdió la oportunidad de celebrar tan importante acontecimiento en este icónico edificio, ubicado en la avenida Fray Antonio Alcalde, en el corazón del Centro Histórico de Guadalajara.

Es un gran deleite visual debido a su estilo ecléctico que contrasta imponentes influencias góticas, mezcladas con toques barrocos y detalles moriscos y neoclásicos

Su construcción se remonta a 1561, cuando el Rey Felipe II de España ordenó su construcción; el proyecto estuvo a cargo del arquitecto Martín Casillas. Los trabajos de construcción concluyeron en 1618, sin embargo, fue consagrada como catedral hasta el 12 de octubre de 1716. 

La catedral tapatía es considerada la única del país con interior gótico, que además cuenta con tres pequeñas capillas y nueve altares adornados con pinturas de artistas mexicanos.

En la entrada principal, destaca el órgano francés, el segundo más grande en todo el territorio mexicano, que brinda a las ceremonias un toque musical inigualable. El altar está hecho principalmente de mármol y plata, y su compleja estructura interna se complementa con los vitrales franceses que adornan las ventanas con hermosos motivos religiosos.

Datos curiosos:  

  • El inmueble cuenta con 19 campanas, 52 asientos de madera tallada además de la silla cardenalicia.
  • La forma de sus campanarios, similar a un alcatraz invertido, son una característica reconocida en todo el mundo.
  • Para llegar a los campanarios, se necesitan subir 98 escalones.
  • En este recinto se resguarda el Relicario de los Mártires, donde se exhiben los restos de 23 hombres, quienes murieron en la guerra cristera por defender la libertad de culto, y quienes fueron beatificados en 1992 por el Papa Juan Pablo II.
  • Entre sus tesoros se encuentra una escultura de la Virgen de la Rosa, regalo del emperador Carlos V.

Las actuales torres de 65 metros, hoy símbolo distintivo de la ciudad, tuvieron que ser reconstruidas en dos ocasiones: la primera en 1818, tras un fuerte terremoto; la segunda y definitiva reconstrucción corrió a cargo del Ingeniero y Arquitecto Manuel Gómez Ibarra, tras un fuerte movimiento telúrico en 1849. Actualmente, las torres son protagonistas de postales y fotografías de turistas de todo el mundo.

Comentarios de Facebook