Diego Ríos

Como parte la realineación estratégica de Audi, la compañía ha acelerado la transición hacia la electromovilidad. El fabricante de los cuatro aros dio a conocer que eliminará de forma gradual la producción de motores de combustión interna en el año 2033.

Su objetivo es alcanzar un nivel cero de emisiones netas a más tardar en el año 2050. La producción del último modelo de Audi completamente nuevo con un motor de combustión interna dará comienzo en solo cuatro años: a partir del año 2026, la marca premium solo lanzará al mercado modelos nuevos impulsados exclusivamente por electricidad.

“A través de nuestra fuerte capacidad innovadora, ofrecemos opciones de movilidad individual sostenibles y neutras en carbono. No creo en el éxito de las prohibiciones, creo en la tecnología y la innovación”, declara Markus Duesmann, CEO de AUDI AG.

El momento exacto en el que el motor de combustión llegue a su fin en Audi será algo que decidan, en última instancia, los clientes y la legislación. La compañía espera que la demanda continúe en China más allá de 2033, por lo que podrían seguir ofreciéndose vehículos con motor de combustión fabricados localmente en el mercado chino.

Al mismo tiempo, Audi ampliará considerablemente su actual gama de modelos totalmente eléctricos. Con los nuevos e-tron GT, RS e-tron GT, Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron, la marca de los cuatro aros ya ha presentado este año más vehículos de propulsión eléctrica que con motor de combustión. Para 2025, Audi tiene previsto contar con más de 20 modelos de propulsión eléctrica en su gama.

“Con esta hoja de ruta estamos creando la claridad necesaria para realizar una transición decisiva y poderosa hacia la era eléctrica y enviamos la señal de que Audi está preparada”, finalizó Duesmann.

Comentarios de Facebook