Los festejos por el «Día de Muertos» ya genera movimientos en el aumento de un 20 por ciento en el consumo de productos y servicios, desde inicio de octubre inició la tendencia de adornar hogares, comercios, autos y oficinas, lo que también ha impulsado las ventas en giros relacionados con boneterías, papelerías, mercerías, tiendas de regalo, materias primas, venta de flores, dulces y chocolates y vinos y licores, informó la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

Eduardo Daniel Contreras Pérez, presidente de a Canacope informó que según un sondeo de opinión realizado por el departamento de Comunicación de dicha cámara, sobre tendencias de consumo alrededor de la celebración de Halloween y Día de Muertos en la capital del país; celebración que en los último años ha aumentado su presencia en la población, también ha generado un aumento en el turismo y en la actividad comercial, alrededor de dicho  festejo.

Por otro lado, dijo Contreras Pérez, que las  florerías, fruterías, verdulerías, recauderías, molinos y venta de moles y chiles secos, así como estéticas, servicios cosméticos, venta de disfraces y transporte, tendrán también un incremento de ventas hasta del 20 por ciento, debido a las ofrendas en oficinas, escuelas, instituciones, lugares de trabajo y hogares, además de fiestas y convivencias particulares.

De acuerdo a la Canacope Ciudad de México, e gasto promedio para una familia en la capital, será de 650 pesos promedio para adornos y colocar ofrenda, 850 pesos promedio mínimo para máscaras, accesorios y maquillaje; siendo que, para un disfraz completo, el precio promedio base será de mil 380 pesos. Además de  400 pesos promedio para asistir a un panteón, con el costo de transporte, flores, agua, alimentos y propina para quienes limpian y cuidan las tumbas.

Respecto a que las flores son el producto tradicional con mayor presencia y consumo en la celebración del Día de Muertos, por su uso en las ofrendas así como para adornar fachadas, pasillos, áreas comunes e incluso en la vía pública en parques y camellones, además del amplio consumo que se da en panteones; la Canacope prevé un aumento en ventas sobre el 300 por ciento, de flores como el cempasúchil, nube, mano de león o terciopelo, claveles y crisantemos, entre otros, para los días 31 octubre, 1 y 2 de noviembre.

Las velas y veladoras, presentarán también un incremento en ventas del 200 por ciento, beneficiando a distribuidoras de abarrotes, tiendas de abarrotes, misceláneas y tiendas especializadas en velas. El precio promedio de las veladoras va desde los 6 a 12 pesos para veladora sin vaso, y de los 10 a los 30 pesos en veladoras en vaso de cristal de diferentes tamaños y modelos.

El consumo de Pan de Muerto, por su tradicional sabor y la incursión de nuevas recetas y variantes de ingredientes, estiman que negocios como panaderías, reposterías y expendedoras de pan, presenten un incremento del 20 por ciento promedio en la venta de pan al incorporar en estas fechas la variedad de Pan de Muerto, hasta 30 días antes de la fecha tradicional, 40 por ciento de aumento durante los días del festejo y 10 por ciento de incremento hasta 5 días después.

Por Patricia Guillén

Comentarios de Facebook