Eduardo Guevara

Convive con la naturaleza y toma un tiempo de relajación mientras disfrutas de las bondades que ofrecen las aguas termales de El Río de Agua Caliente que se encuentra dentro del emblemático Bosque de la Primavera, en Guadalajara, Jalisco.

A tan solo una hora del centro de La Perla Tapatía, se localiza el principal pulmón de la ciudad, El Bosque de la Primavera, área natural protegida que brinda a la Zona Metropolitana de Guadalajara un hábitat para la flora y fauna de la localidad, y que además cuenta con varias actividades para los amantes de la naturaleza y el ecoturismo.

Entre sus principales atractivos se encuentra el popular Río de Agua Caliente, considerado un lugar de tradición con propiedades curativas gracias al gran contenido de sales minerales y su agua alcalina que registra temperaturas de entre 30 y 70 ºC desde el estrecho cañón donde nace el río hasta donde disminuye el caudal, así como su temperatura.

El acceso a esta zona se puede realizar en automóvil, pero para los más aventureros existen otras opciones como a caballo, bicicleta e incluso senderismo, donde además de admirar el verde paisaje pueden encontrarse con alguna de las 29 especies de mamíferos que aquí residen, siendo el puma, el jaguarondi, el gato montés y el venado los más representativos.  

Para disfrutar de este increíble lugar se puede acceder a las zonas de cabañas y de campamento que se encuentran cerca del río, como el Hotel Villa Primavera, El Tecuán y Rancho Eco Turístico Río Salado, por mencionar algunos, que te ofrecerán actividades de educación ambiental, caminatas por el bosque, así como espacios para organizar pequeños picnics.  

Al ser una zona protegida, Río de Agua Caliente, tiene prohibido sacar de su ambiente natural tanto la flora como la fauna que aquí habitan, además no se puede ingresar con envases de vidrio, fumar, llevar mascotas y prender fogatas.

Comentarios de Facebook