Redacción

Autoridades de la Ciudad de México informaron sobre el primer avistamiento de un lince (Lynx rufus), en el Parque Nacional Desierto de los Leones. Se trata de un ejemplar captado el pasado 28 de enero, a las 11:08 horas entre la vegetación de bosque de oyamel y pino (Abies religiosa, Pinus Hartwegii), mediante la técnica de fototrampeo.

Como parte del monitoreo de la biodiversidad que se realiza en las Áreas Naturales Protegidas de la Ciudad de México, a través de la colocación de cámaras trampa, fue detectada la presencia de este ejemplar que había desaparecido de la ciudad.

La presencia del gato montés se considera un indicador de la salud del ecosistema, ya que para su supervivencia requiere de extensiones considerables de bosque continuo y animales de presa para su alimentación, por lo que el área debe estar en buen estado de conservación.

Hasta este momento, dicho monitoreo ha permitido registrar en Parque Nacional Desierto de los Leones especies como mapache (Procyon lotor), cacomixtle norteño (Bassariscus astutus), ardilla (Sciurus aureogaster), liebre (Sylvilagus sp.), venado de cola blanca (Odocoileus virginianus) y recientemente este gato montés (Lynx rufus).

Los registros de gato montés en el sitio de estudio son escasos y están espaciados a través de los años, a pesar de ello, en los monitoreos realizados se ha identificado su presencia con el rastreo de huellas y excretas, sin embargo, este es el primer registro en video de este monitoreo.

El color de la especie Lynx rufus es variada, desde gris claro a gris rojizo, café amarillento, beige, algunos con manchas café o negras en su cuerpo. Una de sus principales características es que la cola es corta y presenta rayas o manchas en la parte dorsal, mientras que la parte ventral es blanca, además este felino presenta orejas puntiagudas con un pequeño mechón de pelos negros y es carnívoro.

Comentarios de Facebook