Patricia Guillén

BBVA México destaca en su Informe de Resultados correspondiente al segundo trimestre, que han otorgado al 30 de junio de este año apoyos a más de 1.3 millones de clientes para diferir pagos de interés y capital de sus créditos de cuatro a seis meses, mismos que equivalen al 25% de su cartera.

Eduardo Osuna, director general del grupo financiero y vicepresidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer indicó que durante los primeros seis meses del año, pese al ”complejo” entorno macroeconómico derivado de la pandemia, el banco ha generado una utilidad neta de 19 mil 809 millones de pesos.

Dijo que la creación de reservas prudenciales en los primeros meses del año buscó prevenir un eventual deterioro de la cartera vigente en los próximos meses dada la aplicación de programas de apoyo a los clientes.

Debido al deterioro de la economía por el COVID-19, otorgaron un plazo de pago a alrededor del 34 por ciento de sus clientes con créditos en México, de los cuales concluirán a finales de este mes de julio y agosto.

Asimismo, dijo que el margen financiero en el primer semestre retrocedió 3.5% con respecto al año anterior, lo cual explica el cambio en la mezcla de la cartera hacia mayorista, una reducción de 325 pbs. en la tasa de referencia del Banco de México en los últimos 12 meses, así como por la aplicación de los programas de apoyo a los clientes con el objetivo de impulsar sus finanzas personales.

“Nosotros creemos que la economía ya pisó fondo, y lo peor ocurrió en los meses de abril y mayo, es la caída trimestral más fuerte pero a partir de ahora veremos datos que nos llevarán a estas caídas de alrededor del 10 por ciento en el año”, expresó Carlos serrano, economista jefe del banco Bancomer.

De esta manera, también las comisiones y tarifas retrocedieron en los primeros seis meses del año derivado del impulso en los canales digitales, los cuales no tienen una comisión para los clientes individuales.

Asimismo, observaron una menor comisión derivada del negocio adquirente como resultado del cierre de actividades económicas hacia finales de marzo y hasta junio, para evitar la propagación de la pandemia de COVID-19.

BBVA México reitera en su Informe de Resultados que el complejo entorno macroeconómico actual, derivado del cierre de actividades para evitar la propagación de la pandemia de COVID-19, ha generado una desaceleración relevante en la actividad económica del país.

”El sector financiero es considerado como una actividad económica esencial y como tal la institución financiera reitera su compromiso con el país, al continuar brindando productos y servicios a los clientes, lo cual se refleja en un crecimiento anual de 9.0% en la cartera vigente, para cerrar la primera mitad del año con un saldo de 1,281,447 millones de pesos”, dijo Osuna.

Por otro lado, el banco informó que los créditos a los individuos, si bien han desacelerado la tendencia, registran un incremento anual de 4.4%. Los más impactados por la pandemia han sido los préstamos de consumo y tarjeta de crédito que registran un ligero crecimiento de 0.5% en términos anuales.

Mientras que el financiamiento a la vivienda mantiene su tendencia de crecimiento al registrar un saldo 9.5% superior al de junio de 2019.

Como parte de las acciones de lucha contra la COVID-19 en el país, el banco informó que han entregado más de 19.8 millones de insumos a 260 hospitales, en 32 estados del país, además de la entrega de  mil equipos de apoyo respiratorio de presión positiva ‘bi-level’ a 100 hospitales, y 215 respiradores de terapia intensiva a 74 centros de salud, ambos con una inversión superior a los 126 millones de pesos.

Comentarios de Facebook