Patricia Guillén

Esta semana se cabo el encuentro “Crisis Climática en América Latina y Mecanismos de Mercado” promovido por Grupo Bolsa Mexicana de Valores y MÉXICO2 -la Plataforma Mexicana de Carbono- para presentar el contenido del último reporte presentado por el IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático). Se trató de un esfuerzo transcontinental, con expertas y científicas de 10 países de toda América Latina.

El reporte del IPCC fue producto de siete años de trabajo intensivo por 234 científicos de 66 países, incluyendo Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay. Este es el sexto informe de este tipo, de una serie que comenzó a publicarse en 1990. Su primera conclusión es que es inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra. Se han producido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la biósfera y la criósfera.

Nalleli Barajas, subdirectora de Sostenibilidad del Grupo BMV dijo: “El reporte del IPCC es unívoco: no hay duda que hemos provocado el cambio climático. Nunca la Tierra tuvo una temperatura tan alta en los últimos 6500 años. Debemos actuar ya o nuestro país y nuestras empresas perderán la batalla más importante».

El reporte también indica que muchos de los fenómenos actuales, por ejemplo, el derretimiento de los hielos eternos o los glaciares, son irreversibles.

Nelly Cuello, experta de República Dominicana indicó: «Todos los gobiernos y las empresas de América Latina necesitan comprender que tenemos una ventana de oportunidad muy pequeña: menos de dos décadas para hacer que el cambio climático se estabilice y estoy convencida de que todos los países uniendo esfuerzos podemos hacerlo.»

El informe del IPCC prevé -con altísima confianza- un aumento en la frecuencia, expansión y severidad de las sequías, como la del norte de México, los valles del Perú y el norte y centro de Chile. Según el informe, sucederá lo mismo con los incendios forestales en todo el planeta y aumento considerable de problemas en salud pública por problemas ambientales.

El grupo de expertas también señaló que “el cambio climático es irreversible y no tenemos posibilidades de detenerlo. Sólo podemos estabilizarlo en el largo plazo para potencialmente revertirlo sobre finales de este siglo y comienzos del próximo”.

Alejandra Cámara, directora general de Génesis Argentina, señaló: “el cambio climático demanda soluciones de precio al carbono, como impuestos o mercados, de forma urgente.

Necesitamos avanzar en ellos en toda América Latina rápidamente si queremos seguir siendo competitivos y crear estrategias para nuestras empresas y gobiernos».

Desde México, Grupo BMV ha trabajado constantemente desde hace más de una década por potenciar el valor de la sostenibilidad y el desarrollo de los mercados verdes en el país, impulsando la emisión de bonos verdes, sociales y sustentables, así como bonos vinculados a la sostenibilidad.

Comentarios de Facebook