Redacción

En la Ciudad de México, operan anuncios publicitarios prohibidos por la ley, y se ha visto el regreso de nuevos formatos que ya habían sido controlados, regulados y desaparecidos en la administración de Miguel Ángel Mancera como los anuncios envolventes en edificios. Actualmente existen cerca de mil con un riesgo latente de protección civil y los podemos encontrar en zonas como Polanco, Reforma, Insurgentes, Periférico, Tlalpan, Viaducto, Avenida Chapultepec, Reforma, entre muchos otros.

La publicidad exterior se encuentra invadida por la corrupción de las autoridades, lo que se traduce en la permisibilidad de actos ilegales, en la colocación de anuncios fuera de norma y en la degradación de nuestro patrimonio ecológico.

Nueva Ley de Publicidad Exterior

Desde el inicio de la administración de Claudia Sheimbaum se hablaba de una nueva ley de publicidad exterior, pero ¿Realmente es la solución para erradicar la contaminación visual, proteger al paisaje urbano y dejar de proliferar los anuncios publicitarios?, ¿Por qué no solo fortalecer las medidas regulatorias de forma clara y contundente?, y lo más importante ¡aplicar la ley que ya existe!

El problema que ha alarmado a la industria publicitaria de la capital del país con esta propuesta radica en su confusa redacción que puede dar pauta a interpretaciones inadecuadas, lo que conllevaría a que se proliferen aún más los espacios publicitarios al aprobar permisividad por parte de las autoridades para colocar no sólo anuncios que actualmente están prohibidos como espectaculares en azoteas, anuncios envolventes, en botes de basura, postes de luz, en mupis, proyección por videomapping, entre otros., por lo que dejaría abierto el mercado para actos de corrupción. Además de no especificar los parámetros de espacios, formatos, ni medidas de anuncios.

Otro punto cuestionable es la disminución de las sanciones por incumplir la ley al desaparecer el catálogo de delitos que ya existía. “Lo que, síes claro, es que desde hace más de 10 años existe una ley de publicidad exterior en funcionalidad y no se ha aplicado completamente, como es el caso de los programas que veían contenidos en un reordenamiento señalados en el estatuto que hasta el momento no se utilizan,” puntualizó Jorge Carlos Negrete Vázquez, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU).

El negocio de la industria publicitaria

“La industria de la publicidad exterior se ha convertido en un negocio redituable con gran desarrollo no solo en México sino a nivel mundial ya que representa una gran cantidad de fuentes de empleo. Este tipo de publicidad deja económicamente 7 mil 500 millones de pesos al año y en la Ciudad de México, alrededor de 3 mil 500 millones anualmente”, señaló Negrete Vázquez.

“Aunque en la Ciudad de México exista una Ley de Publicidad Exterior desde más de diez años no se aplica de manera adecuada y eso se nota al tener una ciudad cubierta de anuncios publicitarios que al menos la mitad son ilegales. Se calcula que 6 mil espectaculares, 4 mil vallas, 600 muros y miles de mupis están fuera de las normativas estipuladas y esto sucede porque las autoridades encargadas de hacer cumplir dichos reglamentos como lo es la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), se han visto ineficientes al no ordenar dicho caos publicitario que hay en el paisaje urbano por lo que se derrama gran capital que podrían beneficiar a los ciudadanos”, mencionó el presidente de la FRRPU.

Comentarios de Facebook