Para Max Noria, director de comercialización de Ferrocarriles Suburbanos, durante los 11 años que lleva de operación el Tren Suburbano, ha consolidado su compromiso con el medio ambiente a través de sobresalientes logros en ahorro de energía, uso de agua y manejo de residuos.

Dichas características, dice Noria, han posicionado a dicho transporte como el mejor ejemplo de movilidad sostenible en el país.

Los resultados exponen que el 80 por ciento de toda la operación se realizó a través de fuentes renovables de electricidad, esto gracias a que en el año de 2018 se adaptaron las instalaciones y equipos para funcionar mediante energía eólica, de la cual durante este año se han utilizado más de 31 millones de kWh.

Otro dato que destacó Noria fue el del cuidado del agua, donde según sus registros, la totalidad del vital líquido que se usa para la limpieza de los trenes es tratado. Tan sólo en estos 12 meses las plantas potabilizadoras del Suburbano potabilizaron 4.5 millones de litros de agua, del cual el 40 por ciento se usó para riego.

Para cerrar su presentación Max Noria refrendó su compromiso de mejora permanente de la empresa para mantener un servicio de calidad para los usuarios, y ser un modelo de transporte eficiente y sostenible que continúe fomentando iniciativas innovadoras para mejorar cada día más el servicio de excelencia durante la próxima década.

El Indeleble

Comentarios de Facebook