Redacción

Con una presencia de color que busca la apropiación del espacio público para brindar a los transeúntes un nuevo paisaje urbano durante sus traslados, un grupo de 25 promotores culturales del programa “Senderos Seguros: Camina Libre, Camina Segura”, de la Secretaría de Cultura capitalina, con el apoyo de la Secretaría de Movilidad (Semovi) concluyeron con sus intervenciones en el Centro de Transferencia Modal (Cetram) Pantitlán, así como también se realizó previamente en el de   Universidad.

“Estas intervenciones en los muros de espacios públicos, en donde caminan y pasan millones de personas a diario, se vuelven un nuevo acervo visual para entender que el consumo del arte, de las expresiones artísticas, no se limitan a los museos o a un centro cultural. Además de mejorar la imagen de estas zonas, generalmente grises, nos permiten socializar el arte, promover la creación colectiva y además los artistas urbanos comparten con el público su proceso creativo”, explicó la secretaria de Cultura capitalina, Vannesa Bohórquez López.

Estos espacios de movilidad se convertirán en una especie de museo gratuito, en el que se busca erradicar el gris que conlleva la mancha urbana para ofrecer una saturación de color salpicada de memoria histórica e identidad, que apuesta por contribuir a la erradicación de la violencia de género en la vía pública, mediante la intervención artística que aluden a la identidad y la memoria histórica.

Por ello, desde inicios de  agosto los artistas comenzaron a trabajar en la intervención de 75 muros en el Cetram Pantitlán, en el que a diario transita cerca de un millón de personas por la conexión de cuatro líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro: 1 (Observatorio- Pantitlán), 5 (Pantitlán – Politécnico), 9 (Tacubaya- Pantitlán) y A (Pantitlán – La Paz),  la Línea 4 del Metrobús (Hidalgo-Pantitlán), la Línea 3 del Mexibús, la Línea 2 del Trolebús, además de rutas de autobuses, microbuses, combis y taxis y un biciestacionamiento.

Los promotores culturales participantes crearon una colorida narrativa histórica de la movilidad, desde los orígenes prehispánicos con los monóxilos, peculiares embarcaciones que transitaron por los ríos que se conectaban entre los islotes, hasta medios de transporte imaginarios.

Asimismo, se muestra el uso de animales como burros, mulas y caballos como medio de transporte, además de los primeros colectivos durante la Colonia, motivados por la renta de carruajes; el primer tranvía de 1856 que funcionaba con tracción animal conocido como Ruleteras, que funcionó hasta el tranvía eléctrico; la bicicleta, los camiones, los taxis canarios y los cocodrilos, así como los “peseros” y las nuevas formas de traslado como mototaxis y bicitaxis.

En los  muros se pueden observar las obras denominadas por sus autores como “El andar de Chalchiuhtlicue por el agua cósmica sobre Cipactli”, “Entre el lago y la montaña, Tlaloc” y “Representación de Nezahualcóyotl”, entre otras creaciones, las cuales buscan plasmar el origen del paradero más grande de la capital, cuyo nombre en náhuatl significa “entre banderas”, debido a que en el sumidero de Pantitlán los remolinos del lago llegaban con mucha fuerza y los Mexicas cercaron el lugar poniendo dos postes como aviso a los navegantes, imagen que  se tomó para la representación gráfica de  la estación.

En Cetram Universidad, intervenido durante mayo y junio del 2021, la propuesta fue mostrar paisajes de la fauna y flora representativa, la erupción del volcán Xitle que dio paso a la conformación de los característicos pedregales, así como la construcción colectiva de la colonia que surgió ante la necesidad de vivienda en los años setenta y la dinámica de este centro plasmada como un nodo de movimiento y circulación sin descanso.

El programa incluye a los centros de Zapata y Tasqueña y tiene como objetivo contribuir a la erradicación de la violencia de género en la vía pública mediante el mejoramiento de los espacios públicos con la intervención artística mural en zonas determinadas: áreas de atención prioritaria que presentan mayores índices de violencia contra las mujeres, lugares en los que hay procesos comunitarios barriales, áreas de atención a grupos vulnerables y zonas que requieren mantenimiento urbano, al tiempo de generar una identidad positiva entre habitantes y visitantes.

Comentarios de Facebook