Diego Ríos y Patricia Guillén

Una cascada de ritmos emanados de la cadencia y simpatía de Zemmoa, fueron el escenario para que Papa Guapa iniciara los festejos por su décimo aniversario en compañía de amigos y fieles comensales. La ocasión no era para menos, en sus 10 años de vida este restaurante se ha consagrado como punto de reunión informal para amigos, amantes y turistas internacionales.

Su dueño, Miguel Morales, lleva las riendas de un personal amable y por demás cortes y educado. Sobresaliente resulta ver su inmensa paciencia ante clientela con modales poco sutiles. En Papa Guapa el ambiente es familiar y festivo.

Miguel Morales.

Con un estilo vintage, muy de los años 60s, las meseras portan uniformes de cafetería antigua, perfectamente peinadas, si no fuera por esta pandemia del Covid 19, sin duda apreciaríamos sus sonrisas amables.

Las paredes del lugar están ilustradas con caricaturas de papas vestidas de Marilyn Monroe, Liza Minnelli y actrices de la época dorada del cine estadounidense.

La tenue iluminación del sitio resalta los colores pastel y al centro del restaurante un televisor antiguo proyecta capítulos de la serie Batman esterilizada por Adam West, Burt Ward y Alan Napier.

Papa Zemmoa se sirve horneada, cubierta con salsa de tocino, camarones capeados y fetuchini de jitomate

En Papa Guapa están permanentemente en innovación, es un espacio inclusivo y de concepto, con la decoración y uniformes nos remontan a una época donde los colores y sabores son la característica de este restaurante.

Papa Guapa es un espacio en la CDMX con sucursales en las colonias Roma (Orizaba 4B) y Del Valle (Eugenia 101C) donde se han vuelto un referente de restaurante que mezcla las papas cocidas con ingredientes que se mezclan y dan como resultado papas inspiradas en figuras públicas.

Para iniciar los festejos por el decimo aniversario de Papa Guapa, los creadores de este concepto presentaron la Papa Zemmoa: una deliciosa papa horneada con camarones crujientes y fetuccine flameado en salsa cremosa de parmesano, cebolla y tocino.

La combinación mencionada, hace que la Papa Zemmoa sea un platillo lleno de personalidad y delicioso.

Comentarios de Facebook