Eduardo Poot

Llega el mes de octubre e inicia con él una de las temporadas más deliciosas para los paladares mexicanos, una temporada donde la gastronomía es uno de los principales protagonistas de los difuntos, estamos hablando del Día de Muertos.

En este sentido, uno de los elementos gastronómicos más importantes de octubre y noviembre es el famoso pan de muerto, que como muchos saben, representa el ciclo de la vida, los recuerdos de los difuntos y los huesos de los mismos. 

A partir de este recuerdo y conmemoración, es que vuelve a los hornos de Concha y Nata una de las fusiones más deliciosas que involucra al pan de casa que es la concha, y a uno de los panes de temporada más populares en las mesas mexicanas, la llamada Concha-Muerto. 

El regreso de la Concha-Muerto se debe principalmente a que en 2020 se convirtió en un must para todos los comensales, y también a que un gran número de personas recientemente han preguntado por ella. Como es la tradición culinaria, el pan de muerto se realiza con la receta tradicional sabor a naranja, corteza crujiente y la representación del cráneo y los huesos, asimismo, la concha también lleva el procedimiento y horneado tradicional de la casa, de igual forma con el sabor a mantequilla en el pan y en la corteza crujiente de vainilla o chocolate.

Otra de las invenciones que presenta Concha y Nata en esta temporada, es el Rol de calabaza de castilla, una deliciosa reinterpretación del tradicional rol de canela, sólo que ahora con un ingrediente típico de la temporada como es la calabaza de castilla.

Encuentra este esponjoso manjar de temporada en Colima 268, colonia Roma, en la Ciudad de México, y pide tu Concha-Muerto con la ya tradicional nata del lugar, directamente desde Zumpango.

Comentarios de Facebook