Santiago Poot

Los mininos también necesitan de entrenamiento tanto físico como mental para apoyarlo a mantener su musculatura en óptimas condiciones y ayudarlo a liberar tanto el estrés como energía; además de reforzar su vínculo contigo.

Su comportamiento altamente independiente puede hacerte pensar que no seguirá tus órdenes, sin embargo, esto no significa que no puedas influir en su conducta. Con paciencia y consistencia podrás entrenar a tu felino amigo.

Dale una segunda vida a los rollos de papel higiénico

También puedes utilizar los rollos de papel de cocina, solo une varios de ellos de manera que construyas una pirámide, utiliza cinta adhesiva o pegamento no tóxico para fijar esta estructura.

¡Atrápame si puedes!

Otra manera de entretener tu minino es con una manualidad muy sencilla. A una caja de cartón hazle varios hoyos de diferentes tamaños, solo asegúrate que la patita de tu michi quepa a través de ellos. Después, permítele a tu amigo que se introduzca en la caja y tú, por encima de estos hoyos, muéstrale un juguete elástico con puntas de plumas para que él pueda generar el comportamiento de atrapar a su presa. Al finalizar la sesión prémialo con una caricia.

¿Escondidillas? Tu minino amará este juego

Aunque pueda parecer un juego muy sencillo para nosotros, jugar al escondite con tu minino es una excelente manera de estimular sus sentidos y entrenar su obediencia enseñándole a acudir a tu llamado. Primero, convócalo desde un punto de tu hogar en el que él te pueda ver y llamarlo por su nombre, cuando acuda a ti ofrécele un snack, una caricia o su juguete preferido. Luego, repite este procedimiento, pero ahora desde un lugar donde tu felino no pueda verte y nuevamente ofrece un premio para recompensarlo por su buen comportamiento.

Trilero casero

Este es uno de los juegos de inteligencia clásicos para tu mascota. Para practicarlo solo necesitas tres recipientes iguales y basta con esconder un snack o un puñito de croquetas debajo de uno de ellos. Para empezar, debes realizar lentamente un cambio simple al mezclar los recipientes para que tu minino pueda acompañar el movimiento y descubrir en qué vasito está su premio. Poco a poco, podrás realizar maniobras más rápidas y complejas para aumentar la dificultad del juego y desafiar la inteligencia de tu felino amigo.

Algunas recomendaciones adicionales para las horas de diversión de tu minino:

  • Toma en cuenta que los juegos de los felinos y de las mascotas en general no deben fomentar la agresividad ni la competencia.
  • Un buen tiempo para estas rutinas es de 10 minutos de dos a tres veces al día.
  • Los mininos son cazadores por naturaleza, por lo que es interesante aprovechar esta conducta para que el gato domesticado corra y persiga sus juguetes. Recuerda que sus favoritos son los de tamaño pequeño ya que les recuerda a sus presas.
  • Una vez que hayan terminado el juego retira de su vista todos los juguetes. De esta manera aumentará el interés por ellos en su próxima sesión.

Un minino sano es un minino feliz y estará menos propenso a padecer problemas de salud como el sobrepeso u obesidad. Por ello, complementa sus horas de entrenamiento con una nutrición que además de vitaminas y minerales le ofrezca aminoácidos esenciales para mantener su vista y corazón saludables, así podrán continuar coleccionando momentos de calidad juntos.

Y recuerda, una alimentación balaceada hará la diferencia entre un michi sano y otro que no lo esté, la recomendación de El Indeleble es Minino Plus que desde el pasado 15 de julio presentó una edición especial de la película Space Jam 2.

Comentarios de Facebook