Patricia Guillén

Con un grupo de jóvenes conformado por protectores de derechos humanos, feministas, ambientalistas y promotores culturales, Movimiento Ciudadano en la CDMX se convertirá en la opción real de cambio en la próxima elección del 6 de junio.

Los chilangos tendrán, por primera vez, la posibilidad de conformar un bloque de verdaderos representantes, con mujeres y hombres que desde sus trincheras han impulsado acciones e iniciativas para tener una mejor sociedad y ciudad.

“Somos un movimiento chilango, que aglutina las verdaderas luchas e intereses que tenemos como capitalinos. Somos la tercera vía del podemos, entre la ‘mafia del poder’ y la del no poder, como indicó uno de nuestros candidatos”, señala Royfid Torres, coordinador de la Comisión operativa del partido en la CDMX.

Movimiento Ciudadano en la capital busca un proyecto a largo plazo, donde la pluralidad, la unidad y la inclusión sean las directrices. Es así como llegan a reunir los perfiles necesarios para tener planillas completas en todos los cargos a disputar en la capital.

“Se sugiere que la elección contrasta dos posiciones: los que nos gobiernan actualmente o los que se alían, pero que ya gobernaron; ambos son lo mismo y llevan dos décadas en los cargos, sólo disputan espacios, pero nosotros representamos la renovación de la política en la ciudad”, añade Torres.

Una opción integrada por liderazgos consolidados y ciudadanos comprometidos, como Marco Rascón Córdova, que contiende por la Alcaldía Cuauhtémoc o Tere Vale, en Miguel Hidalgo; destacan también candidaturas como la de Salomón Chertorivski, quien disputa el Distrito 10 Federal en la misma alcaldía o Alejandro Piña Medina, por el Distrito 11 Local, son artífice de un proyecto político, conocido ya como la #TerceraVía, con un listado de candidatos a diputaciones locales y concejales jóvenes, listos para transformar la ciudad.

Ejemplo de ello es Jorgina Gaxiola Lezama. internacionalista y maestra en Derecho Comunitario y Organismos Internacionales por la Universidad de Barcelona, con 20 años de experiencia en organismos privados y administración pública, buscará recuperar la seguridad, la paz y el orden que se ha perdido en Álvaro Obregón.

Abogado, músico, comunicólogo y promotor cultural; él es Rodrigo Cordera Thaker, cuya ecléctica formación dará una opción de verdadero cambio a los habitantes en la Alcaldía Benito Juárez, quienes lo reconocen por ser cofundador del colectivo Vecinos Organizados de Benito Juárez, que apoyó a los afectados por el sismo de 2017.

Una coyoacanense de cepa es Paty Urriza Arellano, activista de organizaciones nacionales a favor de la intervención juvenil, como el Ateneo Nacional de la Juventud y la plataforma Activistas MX, con estudios en Relaciones Internacionales por el ITAM

Estefanía de Garay Caballero ha dedicado su vida profesional y al desarrollo comunitario. Es maestra en Administración de Empresas, cofundadora de Kaab Urbano, organización que pretende concientizar, crear y apoyar proyectos sustentables, como los huertos urbanos que ha impulsado en Cuajimalpa, alcaldía por la que contenderá.

Con más de 20 años luchando en la verdadera izquierda mexicana, Héctor Hugo Hernández Rodríguez es un ciudadano con experiencia y comprometido con la Alcaldía Tlalpan, que ha caminado en múltiples ocasiones y conoce a la perfección, impulsando acciones sociales y de carácter sustentable, que lo han llevado al reconocimiento vecinal como su representante en el legislativo, así como funcionario ejemplar dentro de la administración pública tlalpense.

Completan el cuadro para alcaldes Alberto Castro, en Gustavo A. Madero; Sandra Díaz Sacarías, Iztacalco; David Santiago, en Iztapalapa; María de las Nieves Villalobos Pérez, La Magdalena Contreras; Efrén Ibáñez Olvera, en Milpa Alta; Lesvia Gómez Melgar, en Tláhuac; Zurishaday Hernández, por Venustiano Carranza y Sergio Flores, en Xochimilco.

Comentarios de Facebook