Redacción

De entre los propósitos de Año Nuevo más populares, está el de bajar de peso o mantenerse saludable debido a los excesos de las fiestas del Guadalupe-Reyes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que siete de cada 10 mexicanos sufren sobrepeso y este año 34% se propusieron bajar de peso, 71% se propuso comer saludablemente y 58% se propuso hacer ejercicio, de acuerdo con la encuesta sobre las expectativas 2022 y los propósitos para este año publicada por De las Heras Demotecnia.

El sobrepeso y la obesidad son el principal problema de salud en México que puede desencadenar graves enfermedades como cáncer, diabetes, hipertensión, cardiopatías, daños en articulaciones, problemas circulatorios, entre otras, que en el contexto del Covid-19, representan un riesgo de desarrollar un caso de gravedad.

Durante las fiestas decembrinas, los mexicanos ingirieron entre 70 mil y 100 mil calorías en tan solo un mes, lo que podría reflejarse en un aumento de hasta cinco kilogramos además de problemas cardiovasculares y presión arterial alta, situación que se incrementa si hay un gran consumo de alimentos enlatados.

Especialistas sostienen que el problema es que la gente se olvida de los límites en las porciones de los alimentos, al mismo tiempo que disminuye su actividad física, lo que puede descompensar el cuerpo, razón por la cual las consultas médicas nutricionales disminuyen entre noviembre y diciembre porque la gente busca disfrutar de las festividades, siendo hasta mediados de enero cuando pasa la rosca de reyes, febrero y marzo cuando incrementan hasta un 70% debido a los excesos de la época decembrina.

Llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio son las principales recomendaciones de los expertos, inclusive existen aplicaciones diseñadas para dar consejos, recetas y ejercicios para promover la pérdida de peso, sin embargo, ninguna aplicación de nutrición puede reemplazar la consulta a un profesional médico, especialmente si desea perder peso.

En casos más extremos de obesidad, la ciencia ha desarrollado diferentes tratamientos para este padecimiento, los más conocidos son el bypass gástrico, la banda gástrica y una alternativa sin necesidad de cirugía es el balón gástrico ajustable a 12 meses, un dispositivo certificado por la FDA que se coloca en el estómago mediante una endoscopía y se rellena con suero fisiológico para reducir la sensación de apetito y evitar la sobrealimentación, su característica de reajuste permite incrementar la pérdida de peso en los pacientes.

Comentarios de Facebook