Dra. Laura Grajeda Trejo*

Uno de los objetivos planteados por la autoridad hacendaria con la Reforma Fiscal 2022 se fundamenta en maximizar la recaudación, sin proponer aumentos de impuestos ni crear nuevas contribuciones. Con ello busca también dar certidumbre para la realización de las actividades económicas, así como incentivar la inversión y favorecer la trayectoria de recuperación en nuestro país.

Dentro de las estrategias implementadas para lograrlo es la creación de un nuevo modelo tributario denominado Régimen Simplificado de Confianza (RESICO) para personas físicas y morales, que entró en vigor a partir del 1 de enero de 2022. 

Un número importante de contribuyentes, personas morales, que tributaban en el Título II, de la Ley del ISR, a partir del 6 de enero de 2022, fueron migradas al RESICO, debido a que cumplieron con todos los requisitos para tributar en el mismo. 

Recomendamos a los contribuyentes personas morales que, cumpliendo con las características para ser RESICO, no han sido actualizados a la fecha en el sistema del Servicio de Administración Tributaria (SAT), presenten su aviso a la brevedad, para aprovechar los beneficios de este régimen. 

Dentro de la problemática presentada los primeros 15 días del año a partir de la entrada en vigor de este régimen detectamos que:

  1. La migración de las personas morales a RESICO no se ha dado en su totalidad y genera un estado de incertidumbre al contribuyente. Existen casos en donde el propio SAT realizó el cambio, aunque éste no procedía.
  2. El SAT dio a conocer los simuladores de declaraciones de pagos mensuales y definitivos de RESICO, en función de los CFDI expedidos y recibidos, por lo que, en caso de que el contribuyente tenga la necesidad de cancelar alguno, ya sea porque el CFDI se duplicó o la operación no se configuró, surge la incertidumbre del plazo en que aparecerá efectivamente reflejado en el sistema. 
  3. Para brindar seguridad jurídica a los contribuyentes y sociedades civiles que ahora pueden tributar en RESICO, consideramos que es necesario adicionar una regla para señalar que los anticipos o rendimientos se podrán aplicar en pagos provisionales del ISR. 

En el IMCP estamos convencidos de que los contribuyentes, ya sea que tributen en el RESICO o en cualquier otro régimen fiscal, necesitan de la asesoría de un Contador Público para conocer sus obligaciones tributarias y, en su caso, solucionar problemáticas como las descritas, además de cumplirlas en forma óptima, apoyándose en la experiencia, visión estratégica y multidisciplinaria de un profesional en la materia, que le ayude a optimizar sus recursos. 

Los asociados del Instituto Mexicano de Contadores Públicos estamos preparados para brindar ese apoyo y asesoría profesional necesaria en materia tributaria.

Como federación que une a más de 22 mil profesionistas de todo el país, en el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C. (IMCP), por más de 98 años, nos hemos ocupado de la formación profesional de nuestros sus asociados, somos considerados como una de las profesiones mejor organizadas en el país que, además, vela por el interés público.

Nuestros asociados cumplen con la normatividad emitida por el IMCP y los organismos internacionales a los cuales pertenecemos. Cada año activamente nos actualizamos en los temas fiscales vigentes lo cual nos permite estar a la vanguardia en la legislación tributaria y financiera.

Asimismo, nuestras actividades están regidas por el Desarrollo Profesional Continuo, la autorregulación de nuestra conducta con base en la observancia de un estricto Código de Ética Profesional.

Somos la única Federación Nacional Contable en México que cuenta con especialistas investigadores que han creado un instrumento de medición, el cual sirve para otorgar la Certificación Profesional del Contador Público, avalada por la Secretaría de Educación Pública, mediante la Dirección General de Profesiones. 

La Certificación Profesional del IMCP ha tenido alcances de excelencia, al grado de lograr un Acuerdo de Reconocimiento Profesional Mutuo de la Contaduría Pública con el aval  del Comité Mexicano para la Práctica Internacional de la Contaduría Pública, firmado por sus equivalentes en EE.UU. y Canadá. Dicha certificación es requisito indispensable para dictaminar para efectos del SAT. Actualmente somos más de 8 mil 300 Contadores Públicos certificados que pueden contribuir a esta labor en todo el país.  

Hoy es el momento de proteger y maximizar su patrimonio con la asesoría profesional y ética de un Contador Público. Invito a los contribuyentes de todo el país que aún no cuenten con un asesor en materia tributaria, acercarse a cualquiera de nuestras 60 federadas y 47 delegaciones en todo el país afiliadas al Instituto Mexicano de Contadores Públicos, en donde con gusto los atenderemos.

Por otra parte, como IMCP, deseamos que la designación del maestro Félix Arturo Medina Padilla como nuevo titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación se refleje en la observancia del marco legal, así como de las mejores prácticas para detectar y combatir la evasión fiscal. Reiteramos nuestra disposición para trabajar con esta institución desde nuestras competencias, aportando nuestra experiencia en la materia.

*Presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos

Comentarios de Facebook