En Correo del otro mundo (y algunas lecturas más) publicado por Grano de Sal, su autor David Huerta nos introduce al diálogo de los libros mediante un lenguaje conversado, lúdico, preciso y con guiños de humor en no pocos pasajes. Aunque habla a veces de libros eruditos, no recurre a las terminologías que los académicos emplean casi siempre de manera carnavalesca.

Huerta cree en el talante subversivo de la gente que lee libros. La certeza de que hay algo revolucionario en la relación del lector con la página escrita anima esta colección de ensayos y reseñas, publicados entre 2001 y 2008 en el suplemento Hoja por Hoja, ejemplos nítidos de cómo se pueden colocar las obras del ayer en la coyuntura presente o de qué debe hacerse para convertir un párrafo aislado, un verso huérfano, en la clave para entender un fragmento de la realidad.

Con ingenio y tino, estos mensajes desde otro mundo son una cariñosa invitación para releer a Shakespeare, Whitman, Quevedo, Gorostiza, Rulfo, Lezama Lima y García Márquez, entre muchos otros, y para revalorar los cómics, los diccionarios, la crítica autoexigente, la traducción.

Como ha expresado Huerta respecto de un colega admirado, “las lecciones de un libro son o pueden ser, al mismo tiempo, la materia de una enseñanza y el objeto de una travesía literaria: el lector se convierte en alumno, la lectura se transforma en iluminación intelectual”.

David Huerta ha escrito poesía, ensayos y artículos. Se dedica a la traducción, edición y docencia, tanto universitaria (en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM) como en fundaciones culturales (Octavio Paz, para las Letras Mexicanas).

Ha obtenido diversos premios, entre los que destacan el Xavier Villaurrutia en 2005 y el Nacional de Ciencias y Artes en 2015. Fue becario de la Fundación Guggenheim en 1978 y forma parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Editorial Grano de Sal comparte un fragmento del libro Correo del otro mundo (y algunas lecturas más).

El Indeleble

Comentarios de Facebook