Diego Ríos

Chevrolet anunció el inicio de la comercialización en México del nuevo Corvette Stingray Convertible 2021, una versión que ofrece a los clientes el legado de este icónico deportivo acompañado de un techo duro retráctil y el ya conocido primer motor central en la historia de este automóvil.

“Cuando Corvette debutó en 1953, solo estaba disponible como convertible, por lo que la emoción de manejar al aire libre siempre ha sido parte de su esencia”, comentó Adriana Schütte, gerente de Mercadotecnia de Chevrolet.

“Este atributo se suma al increíble diseño, tecnología, desempeño, detalles artesanales y lujo superiores de la conocida octava generación, para hacerlo aún más divertido”, indicó.

Chevrolet Corvette Stingray Z51 Convertible 2021 con motor central mantiene la estructura dominante de túnel y el ensamble a detalle de piezas unidas a presión de la versión Coupe.

El equipo de diseñadores de Chevrolet conceptualizó el techo rígido retráctil para que se guardara perfectamente en el vehículo y que, incluso con el techo abajo, no se afectara el espacio de carga del Stingray.

Además, mantiene el espacio de almacenamiento del compartimiento delantero del Coupe, que puede transportar un equipaje de mano con especificaciones de aerolínea y una bolsa para computadora portátil. En total, las cajuelas del vehículo ofrecen 357 litros de capacidad.

El techo duro proporciona una cabina silenciosa, mayor seguridad y una apariencia limpia en comparación con los diseños de techo blando anteriores.

Inspirado en los jets

Al igual que la versión Coupe, el Stingray Convertible está inspirado en los aviones de combate. El techo rígido retráctil presenta un diseño aerodinámico influenciado por los pilares que guardan el compartimiento de los motores de los jets.

Esta característica ayuda a reducir la recirculación de aire en la cabina y proporciona un aspecto notablemente exótico al vehículo con el techo arriba o abajo.

La versión Convertible de Chevrolet Corvette Stingray también incorpora una ventana trasera ajustable eléctricamente y una ventila que ayuda al enfriamiento del motor central.

El techo rígido retráctil está formado por dos piezas y se puede activar a velocidades de hasta 48 km/h, mientras que su retracción dura tan solo 16 segundos, al ser impulsada por seis motores eléctricos en conjunto con codificadores, característica vista por primera vez en Corvette, para un control preciso.

El cambio de sistemas hidráulicos a motores eléctricos ayudó a hacer el proceso más confiable.

La ventilación del motor central es un detalle que se consigue de forma óptima aún con el techo guardado debajo de la cubierta trasera, compuesta por láminas estampadas.

El techo retráctil es guardado en un compartimento hecho de paneles compuestos ligeros y escudos térmicos que controlan el calor del motor.

La ventana de vidrio ubicada en la parte trasera del vehículo se puede ajustar sin importar la posición del techo, y ha sido optimizada para reducir la recirculación de aire y el ruido del viento en la cabina, para un ambiente interior más silencioso.

El diseño del sistema del techo, combinado con el mismo spoiler trasero utilizado en el paquete de desempeño Z51 Coupe, da como resultado una resistencia idéntica en dicha versión y en el Convertible con el techo retraído.

Los ingenieros ajustaron el chasis del Convertible, que incorpora resortes y amortiguadores ajustados a detalle para brindar el mismo desempeño que la versión Coupe.

Máxima potencia

Chevrolet Corvette Stingray Z51 Convertible es impulsado por un motor V8 LT2 de bloque pequeño de 6.2 L de última generación, el único V8 naturalmente aspirado de su segmento, que otorga 495 hp y 470 lb-pie de torque cuando está equipado con un escape de alto desempeño, la mayor potencia y torque para cualquier versión de entrada de Corvette.

El motor de última generación está acoplado a la primera transmisión de 8 velocidades DCT (dual clutch) de Chevrolet, que brinda cambios al volante rápidos y una excelente transferencia de potencia.

Comentarios de Facebook