Eduardo Guevara

A pesar de convivir a diario con tu lomito, es normal que constantemente tengas algunas preguntas sobre su comportamiento y bienestar, ya que su cuidado es todo un mundo.

Por ello, nuestros amigos del alimento para perros Ganador nos aclaran algunas dudas que puedes tener en torno a las atenciones que debes procurarle a tu mascota.

El alimento húmedo, ¿podemos proporcionarlo diario?

Nutrir a tu peludito con alimento húmedo todos los días ¡es posible!, contrario de lo que se cree, este es nutricionalmente completo, altamente palatable y digestible. Actualmente, una de las técnicas más novedosas para incluir este tipo de alimento es por medio de mix feeding, el cual consiste en proveerle a tu lomito en su ración diaria un 1/3 de alimento húmedo. De esta manera obtendrás una nutrición completa, balanceada y llena de beneficios que dejará a tu amigo chupándose las patas.

Sabores dulces, ¿jamás?

Relacionar lo dulce con el paladar de tu perrito suena algo imposible, ya que es bien sabido que dentro de los alimentos prohibidos para tu fiel amigo están los azúcares y dulces, al ser causantes de sobrepeso, obesidad o diabetes. Curiosamente, estos sabores en su paladar los detecta muy bien.

¿Qué puedes hacer? Aprovecha las innovaciones que actualmente hay en el mercado ¡son infinitas! Una opción es consentir sus papilas gustativas con alimentos balanceados que incluyan en sus formulaciones sabores parecidos a lo dulce. Esto, le aportará vitaminas A, D, E, K, las cuales ayudarán al fortalecimiento de sus dientes y huesos.

El cuidado bucal, ¿depende 100% del veterinario?

Una dentadura limpia y reluciente en un perro, depende en gran parte de cómo la cuide su humano. Es recomendable que si se tiene la oportunidad de acostumbrar desde cachorro a tu fiel amigo al cepillado dental en casa, ayudarás a la reducción de sarro y por ende, a la conservación tanto de dientes como de encías saludables.

En la actualidad hay varios productos en el mercado que ayudan a la prevención de la placa dental, la cual, puede provocar problemas severos a futuro, debes utilizar una pasta indicada para mascotas y un cepillo o dedal, lo que mejor se adapte a su dentadura y con paciencia irlo acostumbrando poco a poco a esta excelente rutina en casa. Recuerda que por más cuidadosos que seamos con la higiene bucal de nuestro mejor amigo, es recomendable visitar al veterinario al menos una vez al año para un chequeo dental y pueda determinar la salud de la misma, de ser necesario, agenda una limpieza más profesional.

El entrenamiento solo vale la pena cuando es cachorro, ¿cierto?

El carácter de un lomito se define en los primeros tres meses de su vida, por ello, es recomendable educarlo en este lapso de tiempo y así evitar conductas que podrían resultar en malos hábitos de comportamiento a futuro, pero si uno de tus deseos es entrenar a tu fiel amigo adulto, ¡aún puedes lograrlo! 

Inicia con paseos largos, en los que puedas gastar la mayor parte de su energía, de esta forma, además de ejercitarlo lo acostumbrarás a hacer del baño fuera de casa, incentivar su sociabilidad con otros animales de su especie y enseñarle alguno que otro truco apoyándote del tono de voz adecuado que le permita obedecerte. Para lograrlo, ayúdate de premios tipo galletas sabor mazapán o caramelo, los cuales se convertirán en su mayor incentivo al acatar tus palabras e indicaciones, también premia cada buen comportamiento fuera de casa.

Recuerda que hay preguntas sobre tu fiel amigo que se contestarán por si solas siempre y cuando exista una relación estrecha y de responsabilidad de ti hacia él, ya que nadie lo conoce tan bien como su mejor amigo humano.

Mantenle feliz cuidando de su nutrición y bienestar al brindarle un alimento con un alto contenido de Omega 3 y 6, para ayudarlo a conservar tanto una piel como un pelaje sano, además al ser una fuente de prebióticos y probióticos, mejorarán su microbiota intestinal promoviendo así una digestión saludable.

Comentarios de Facebook