Eduardo Guevara

Si eres dueño de un auto, es probable que casi diario lo utilices para desplazarte a diferentes destinos, y constantemente, damos por hecho su funcionamiento, pero pocas veces nos detenemos a pensar cómo es que funciona y qué hay debajo del capó.

Es por ello, que Prestone comparte con los lectores de El Indeleble algunos datos interesantes, para que conozcas un poco más acerca de esta máquina.

Un auto cuenta con aproximadamente 30 mil piezas necesarias para su ensamble, desde la carrocería, pernos, hasta el motor, y cada una de ellas es de vital importancia para su buen funcionamiento.

El motor, es el corazón de tu auto

Está máquina se encarga de convertir el calor producido por ya sea, la explosión de gasolina o la combustión en el caso de los motores de diésel, consiguiendo la fuerza necesaria para que las llantas giren y el auto pueda desplazarse.

No existe solo un tipo de motor

Según la colocación y número de cilindros:

Motor en línea: este es el tipo más simple y común, podemos decir que es el que vemos en la mayoría de los autos diariamente en la calle. En este se sitúan los cilindros uno a continuación del otro. Los más comunes son los de 4 cilindros en línea.

Motor en V: este se encuentra comúnmente en los motores de gran cilindrada, y se caracterizan por tener los cilindros dispuestos en forma de V, pudiendo variar su ángulo de inclinación, los más conocidos son V6, V8, V10 y V12. Este tipo de motor también suele ser muy común en motocicletas tipo custom.

Motor bóxer: este es uno de los más raros de encontrar, existen pocos autos con esta clase de motor. Estos cuentan con cilindros horizontalmente opuestos, son una extensión del motor en V, con un ángulo ampliado a los 180 grados.  Sus pistones entran y salen simulando un juego de puños, de ahí su nombre.

Según el combustible que queman:

Gasolina: estos son motores de explosión, requieren de una chispa para encender el combustible, esta es generada por una bujía.

Diésel: estos requieren gasóleo para funcionar, es decir, se deben encender con la mezcla de aire y gasóleo mediante la presión. Suelen ser más eficientes que los de gasolina, pero requieren de más y mejores sistemas de reducción de emisiones.

Gas: estos usan gas en lugar de gasolina, este suele ser Gas Natural Comprimido o Gas Licuado del Petróleo, estos son más ecológicos, ya que generan menos NOx, pero son poco comunes.

Eléctricos: este genera resistencia y convierte la energía cinética en corriente alterna, la cual de nuevo para por el convertidor que la convierte en corriente continua y a su vez, se almacena en la batería.

Hybridos: estos son una combinación entre uno de combustión y uno eléctrico, con ellos puedes reducir tu emisión de NOx de una manera considerable.

Ahora que ya sabes un poco más, puedes descubrir que, tipo de motor es el que tiene tu auto.

Comentarios de Facebook