Patricia Guillén

Desde 1999, cada 21 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Poesía. Se trata de una iniciativa de la Unesco para rendir homenaje a una de las formas más preciadas de la expresión e identidad lingüística de la humanidad.

De acuerdo con esta organización, el más simple poema puede ser un poderoso catalizador para transformar positivamente a las sociedades, porque la poética, oral y escrita, se practica en las culturas del mundo.

Para sumarse a la celebración El Indeleble tiene algunos títulos que te acercarán a la poesía.

Veinte poemas de amor y una canción desesperada (Austral) 

De Pablo Neruda, es un referente de la poesía del siglo XX. Publicado por primera vez en 1925, el autor refirió sobre esta obra que “es un libro de amor porque a pesar de su aguda melancolía está presente en él el goce de la existencia”.

La crítica considera que, en este poemario, ya se observaba un neorromanticismo profundamente original que caracterizó toda la carrera de Neruda y lo catapultó como un creador de sensaciones transmisibles y memorables.

Los días inútiles (Planeta)

De Rodolfo Naró, es un libro en el que el autor reconoce que los sentimientos surgidos con el primer amor, son muy similares a los que hay cuando se lee poesía.

Este poeta y narrador mexicano plasma en su obra las experiencias de nombrar los deseos y frustraciones dentro de las relaciones amorosas.

Si bien este poemario fue publicado por primera vez en 1996, esta edición contiene versos inéditos.

Con un cassete y un boli Bic (Espasa)

De Defreds, es un libro que entra en un nuevo movimiento literario que la crítica llama “Poesía urbana”.

En esta obra el autor reúne los versos y la prosa poética para acercarse a la cotidianidad juvenil: amor, desamor, amistad, infancia y la esperanza de un mundo mejor.

La actualidad de los temas y la agilidad de la escritura, hacen que el lector joven se sienta cercano a un arte que antaño se consideraba sólo para personas experimentadas en el ámbito literario. En este sentido, este título se convierte en una puerta de entrada a un universo poético.

Silencios vivos (Planeta)

De Nach, también forma parte del movimiento “Poesía urbana”. El autor, que también es rapero, abreva de sus experiencias para adentrarse en una poética íntima del otro. Así, este libro es una ventana al interior de las personas en donde las emociones y anhelos son los protagonistas de la vida misma. En esta abra, el lector tendrá la oportunidad de cuestionarse de manera voraz el mundo para luego encontrar en el silencio y el placer de la lectura un espacio personal para la contemplación.

Comentarios de Facebook