Redacción

El Museo Franz Mayer presentó la exposición Cuerpos y universos. Formas de la moda, la cual nos acerca a las formas en que tres icónicos y revolucionarios diseñadores enfrentan el reto de crear ropa para la ya legendaria marca Comme des Garçons.

La marca fue creada en 1969 por la diseñadora Rei Kawakubo en Tokyo, Japón, y ha llevado al límite lo que significa el diseño de moda. Ningún principio la define, excepto el de obligarse a intentar crear algo nuevo en cada colección.

Por casi cinco décadas, Kawakubo ha diseñado con total libertad creativa, redefiniendo el concepto de la ropa, ignorando su función tradicional y jugando con las formas y la escala. Su trabajo se ha convertido en paradigma por sus técnicas y la aplicación de conceptos vanguardistas a sus piezas. La diseñadora japonesa ha creado un espacio que rechaza las tendencias de la moda y busca privilegiar la intención creativa de los diseñadores por encima de las presiones de la industria.

Con curaduría de Mónica Mendoza Bravo, la exposición Cuerpos y universos. Formas de la moda, conformada por tres núcleos temáticos, acerca a los visitantes al proceso creativo de Rei Kawakubo, creadora de Comme des Garçons, Junya Watanabe y Kei Ninomiya, dos de los diseñadores que, tras haber trabajado para la diseñadora, debutaron con líneas propias.

Esta exhibición, compuesta por 26 piezas, entre prendas y accesorios, muestra las soluciones técnicas que aplican los diseñadores en patronajes innovadores, materiales diversos y procesos tecnológicos para la conformación de sus piezas.

El primer núcleo temático se centra en piezas de la creadora de la marca, mayoritariamente de la colección Otoño-Invierno 2016-2017, donde Kawakubo presentó una interpretación a partir de las siluetas textiles usadas en el Siglo XVIII combinadas con la estética y el espíritu punk.

Las prendas de este núcleo dan cuenta del proceso creativo de Kawakubo quien no hace bocetos, ni cose, depende de su equipo de patronaje el interpretar sus conceptos y trabajar creativamente para encontrar la solución a sus ideas.

Kawakubo se identifica con el espíritu punk, pues desde sus diseños nunca ha seguido las tendencias ni las directrices de la industria de la moda, busca que sus prendas sean contrasistema al replantear los límites de la figura y contraponerlas a los cánones de belleza eludiendo a la complacencia. Suele preferir el silencio para explicar sus colecciones y comunicar sólo a través de sus diseños.

El segundo núcleo está enfocado en Junya Watanabe, quien comenzó a trabajar con la marca en 1987 y desde 1992 tiene su propia línea dentro de Comme des Garçons, sus colecciones abarcan objetos y prendas menswear y womenswear, así como una serie de colaboraciones con otras marcas.

Las piezas mostradas en este núcleo dan cuenta de un lenguaje casi arquitectónico de patronajes volumétricos y geométricos que son característicos de ciertas etapas en su carrera.

Podrán observarse varias piezas de la temporada Otoño-Invierno 2015, la cual se centró en el deseo del diseñador por representar la dimensionalidad a través de la ropa, por lo que jugó con texturas que evocan patrones geométricos y hacen referencia a la arquitectura orgánica que despliega la naturaleza.

Además, las piezas de la colección Otoño-Invierno 2016, muestran el uso de medios tecnológicos como el láser para obtener cortes exactos a través de fórmulas matemáticas, haciendo visible la obsesión del diseñador por la precisión.

En el tercer núcleo se presenta el trabajo de Kei Ninomiya, a quien Kawakubo sugirió enfocarse en un solo concepto, así fue como surgió la idea de elegir el color negro, de donde provino su nombre como diseñador: Noir (negro en francés).

La elección de este color le permitió concentrarse en la técnica, detalles y formas. Ninomiya evita coser, su especialidad es la construcción de estructuras conformadas de pequeños módulos que se multiplican obsesivamente y se ensamblan unos con otros para crear piezas escultóricas.

Dentro de las piezas en este núcleo, sobresale el vestido perteneciente a la colección Primavera-Verano 2020, conformado por copos transparentes de nieve hechos de acrílico unidos por metal, que dan la sensación de estar suspendidos en el aire y recuerdan la forma de un candelabro.

Lo que define a la marca Comme des Garçons es la indefinición. Los tres diseñadores prefieren expresarse a través de sus colecciones y no con palabras.

Privilegian la observación de sus creaciones y sin duda las formas de sus prendas deconstruyen las ideas de belleza, identidad y cuerpo, creando siempre una intensa e interesante controversia.

Con esta exposición el museo busca seguir acercando a los públicos a las diferentes especialidades del diseño, abrir conversaciones sobre su significado para la vida contemporánea y para el desarrollo de la historia cultural. Cuerpos y universos. Formas de la moda en el Museo Franz Mayer es parte del programa de celebración por sus 35 años y estará acompañada de un conjunto de actividades paralelas que permitirán a los asistentes adentrarse en la moda y el diseño.

Comentarios de Facebook