Patricia Guillén

El restaurante Concha y Nata, ubicado en Colima #268, colonia Roma Norte, cumple el próximo jueves 22 de julio su primer aniversario de preservar los sabores del pan de pueblo y reinterpretar la gastronomía de una forma auténtica.

A pesar de realizar su apertura en plena crisis sanitaria, Concha y Nata se ha ganado el corazón de los comensales gracias a sus diversos sabores, y a los delicados procesos de elaboración en cada uno de sus platillos.

El menú de Concha y Nata está compuesto por un sinfín de platillos que poco a poco se han convertido en icónicos, como las guajolotas envueltas, que consisten en sellar un pan recién horneado con rellenos de guisado como chicharrón en salsa roja, chilorio con queso manchego y el tradicional, verde con queso manchego. Este platillo es un homenaje a las y los tamaleros que cada día se levantan desde muy temprano para vender las conocidas “guajolotas”.

Otros platillos del menú que te sorprenderán son la variedad de enchiladas como las de mole coloradito y los escamoles.

La panadería está compuesta con nombres bien conocidos, como la oreja de azúcar, el cuernito, los roles de mora y nuez, el bigote de chocolate o Nutella y la estrella del lugar, la concha en su versión tradicional de vainilla o chocolate.

En Concha y Nata no todo es pan dulce y guajolotas, también existe un menú de desayunos con opciones como chilaquiles, chicharrón ahogado, cecina, cuernitos de jamón y queso manchego, volovanes, huevos, omelettes y enchiladas con pollo, veracruzanas, con carnitas o lengua.

Concha y Nata invita a todos los que ya lo a probar la nueva oferta de platillos en su menú, mismo que han evolucionado a partir de los gustos de sus visitantes.

Comentarios de Facebook