Diego Ríos

El consorcio Mota-Engil México y Thor Urbana, representado por Carlos Mota, José Miguel Bejos y Diego Nogueira; albergaron la ceremonia de arranque de construcción de Aztlán Parque Urbano, donde se presentaron autoridades de la Ciudad de México, encabezadas por la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo.

Con una inversión de casi 4 mil millones de pesos por parte del consorcio y una generación de 6 mil 160 empleos directos, la obra tendrá una temática histórica, rindiendo homenaje a los principales momentos de la CDMX, representándolos de forma creativa y entretenida.

Además de este paraguas temático, operará bajo seis ejes rectores: sustentabilidad, entretenimiento, difusión de la CDMX, promoción del deporte, divulgación de valores y seguridad.

José Miguel Bejos, presidente de Mota-Engil México, aseguró que proyectos como Aztlán apoyan el impulso y desarrollo de una ciudad innovadora.

“Soluciones para dar vida a la ciudad que nos ha dado todo y nos hace sentir orgullosamente chilangos. El sector privado tiene la oportunidad de reivindicar su compromiso social. La responsabilidad y obligación de nuestro sector es aprovechar las oportunidades que nos presentan, trabajemos y hagamos que las cosas sucedan, ese será el legado de los empresarios de la ciudad”, indicó.

Por su parte, Sheinbaum Pardo afirmó que Aztlán “es un parque sustentable, que recupera una buena parte de las áreas verdes, lo cual fue fundamental en escoger el parque y una consideración muy importante es que será entrada gratuita para la población, (lo) que nunca fue la Feria de Chapultepec, quienes podrán tener acceso a esparcimiento gratuito, y otra parte ya de recuperación del propio parque”.

Los constructores aseguraron que dicha obra se construirá con criterios sustentables, dentro de los cuales se encuentra el uso de paneles solares, reutilización de materiales de construcción, la garantía de limpieza del parque, continuidad de especies con el Bosque de Chapultepec, aumento de metraje y calidad de áreas verdes, aprovechamiento de aguas tratadas y la reutilización e infiltración de lluvia al subsuelo.

Entre las primeras actividades que ofrecerá a sus visitantes, de la mano del Museo Dolores Olmedo, se encuentra el montaje de la ofrenda monumental del día de muertos este mismo año. Más adelante, se construirá un recinto de talla internacional, con un proyecto innovador, educativo y de tecnología de punta que contará con seis mil metros cuadrados para exhibiciones, distribuidos en tres niveles, para albergar las obras del Museo.

Comentarios de Facebook