Patricia Guillén

En el cuarto mes del 2020 el número de empleos registrados ante el IMSS cayó 2.21% respecto a abril del 2019, la mayor caída anual desde octubre 2009; información del Banco Base indica que tan en un mes se borraron 342 mil 077 empleos creados en 2019.

Los estados con mayor destrucción de empleo en abril fueron: Ciudad de México Sur  con 63 mil 400; Nuevo León, 53 mil 058 y Quintana Roo 44 mil 984.

En conferencia de prensa, Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base refirió que bajo el supuesto de que en mayo se han perdido 345 mil empleos, como ha sido señalado en conferencias matutinas, durante el año se han perdido cerca de 839 mil empleos formales y cerca de 1 millón 31 mil empleos entre marzo y mayo.

Banco Base estima que para este año se pierdan  1.5 millones de empleos en el país, para lo cual, prevén una caída del PIB superior al 8 por ciento.

La economista Siller analiza que en México la recuperación económica sea en forma de  ”palomita” la cual es más lenta que la recuperación en forma de “V” en donde la economía se recupera pero no se recuperan todas las actividades,

“Si se empiezan a perder los empleos de mayor nivel salarial, empezaríamos a ver que la crisis se profundiza, aunque los empleos de menor salario son los que se destruyen más fácilmente”, expresó Gabriela Siller.

Según la ETOE, en abril se perdieron 12.5 millones de empleos. Sin embargo, la tasa de desocupación solamente incrementó de 2.9 por ciento a 4.7 por ciento.

Esto se debió a que a que la mayoría de las de personas que perdieron su trabajo salieron de la Población Económicamente Activa (PEA), esto porque no se encuentran buscando trabajo.

Si estas 12.5 millones de personas hubieran buscado trabajo, se tendrían 14.2 millones de personas desocupadas en lugar de 2.1, y la tasa de desocupación habría sido de 24.7 por ciento, refiere un informe del Banco Base presentado en conferencia de prensa.

Comentarios de Facebook