Patricia Guillén

El líder del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Bejarano Martínez, aseguró que las mafias que apoyaron a la candidata del PRI, PRD y PAN a la alcaldía en Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, operaron con mucha violencia antes y durante la jornada electoral del domingo pasado.

Dijo que esos grupos criminales tienen intereses políticos en la demarcación y están vinculados a la delincuencia organizada. Mostró fotografía del sello que colocaron en la muñeca a los vecinos que votaron por Sandra Cuevas, para que pudieran recibir su pago.

Bejarano Martínez afirmó que, durante los últimos años, se ha dejado crecer a bandas delincuenciales, mafias con intereses políticos que están ya muy arraigadas en diversas zonas de la Ciudad de México.

“Temieron perder sus privilegios y que invirtieron una gran cantidad de recursos para imponer a la persona que escogieron y que piensan les puede resultar conveniente para sus intereses”, expuso.

Señaló que el mapa delincuencial que existe en la Alcaldía Cuauhtémoc es cada vez más complejo, y abarca delitos de delincuencia organizada, secuestro, trata de personas, narcotráfico, extorsión, tráfico de armas, asesinatos y ejecuciones.

“Es algo que se extendió en el corazón de la ciudad, estas mafias sintieron el peligro y se pusieron a operar con mucha violencia, con muchos recursos, antes y durante la jornada electoral de múltiples maneras”, acusó.

Tras indicar que las mafias se han venido enquistando en la Alcaldía Cuauhtémoc, dijo no desconocer que hubo votación legítima el pasado 6 de junio.

“Hay ciudadanos que votaron convencida o intuitivamente, pero en una elección en la que la diferencia es de alrededor de 10 puntos, y un punto porcentual son 2 mil votos, invirtieron hasta 3 mil pesos en comprar votos y lo hicieron por miles, esa operación sí adulteró el resultado de la elección», concluyó.

Comentarios de Facebook