Redacción

En “Maradona, un mito plebeyo”, (Ediciones NED, 2021), 44 autores de diferentes perfiles y nacionalidades reflexionan lo que de acontecimiento comporta la ausencia del pibe, valoraciones que van del homenaje y la poesía a la política, la filosofía e inopinadamente el feminismo.

El 25 de noviembre de 2020 murió El 10, El Pelusa, La Mano de Dios, El Diego. Ese día se transfiguró el mito, un mito hecho de vulnerabilidades y excesos que operó como superficie de inscripción, catalizador y soporte para expresar los afectos compartidos de comunidad.

«El mito no es lo opuesto a una verdad», dice en la introducción al volumen su editor Antonio Gómez Villar. «Un mito es lo que vehicula, forja y funda una verdad. […] El mito Maradona es un modo de concreción de una verdad de lo plebeyo»

La identidad que logra ese mito en el imaginario colectivo se nutre de la gestualidad del virtuoso del balón que fue Maradona: «El mito Maradona no deja de ser una expresión de rechazo del trabajo. No hay en él interiorización de la ética del trabajo, ni ideal ascético puritano como virtud moral estricta. No hay repetición ni mímesis productiva. No hay ahorro ni administración, sino despilfarro y ociosidad, atracción por el exceso, momentos de subversión de los instituido. Su futbol es una continua gambeta a lo productivo.»

«El Diego es mi infancia que termina hoy.»

Rodrigo Márquez Tizano

Éste no es un libro colectivo al uso, sino una hipótesis desplegada colectivamente, un intento por pensar cuánto nos interpeló la existencia desbordada de un futbolista sin igual, una figura mediática inaprensible, un sujeto que exhibía su decadencia como un trofeo, un ídolo dionisíaco que encumbró la libertad plebeya.

«Como jugador, no era necesario entender de futbol para ver que era portador de una delicadeza esencial, dueño de un rasguño sutil acariciando la pelota, que superaba dialécticamente al futbol meramente gimástico o de pizarrón. Esa delicadeza salida de un misterioso arrabal recorrido por el río grasoso significaba palabras que valían mucho.»

Horacio González

Editor y autor de la introducción: Antonio Gómez Villar, profesor de filosofía en la Universitat de Barcelona (UB) y en la Universitat Aut noma de Barcelona (UAB)

Autores: Jorge Alemán, Leandro Barttolotta, Manuela Bergerot, Óscar Ariel Cabezas, Luciana Cadahia, Jordi Carmona Hurtado, Adriana Carrasco, Ángel Enrique Carretero Pasin, Maximiliano Crespi, Raúl Andrés Cuello, José Enrique Ema López, Roque Farrán, Pastora Filigrana, Nadia Fink, Ivan Flores, Javier Franzé, Noe Gall, Daniel Gamper, Antonio Gómez Villar, Ana Cecilia González, Horacio González, Verónica Lahitte, Javier López Alós, Rodrigo Márquez Tizano, Julián Melo, Carolina Meloni, Giuliana Mezza, Lisbet Montaña Erazo, Jorge Moruno, Luis Felipe Oyarzún Montes, Lilia Parisí, Camila Parodi, Pedro G. Romero, José Romero Losacco, Duen Sacchi, Emiliano Sacchi, Juan Domingo Sánchez Estop, Malvina Silba, Santiago Slabodsky, Diego Sztulwark, Gerardo Tecé, Gustavo Varela, Raimundo Viejo Viñas, Ezequiel Zaidenwerg.

«Maradona, nos dio otro cuerpo posible, un rostro, sus rulos. El cuerpo y el color de la villa. Nos dio una lengua, incendiaria. Nos dio una política, siempre la más irreverente. Nos dio un movimiento, la gracia, la astucia, la insolencia. Nos dio la felicidad, la más plebeya. Nos dio el desborde, nos enseñó la lujuria. La quiso para todos, como al oro del vaticano. Fue el sueño, el de los muchos. Cuando estuvo entre los amos, escupió su mano y volvió al barro. Se dio todo, hasta el final. Lo quisieron capitalizar todo, hasta el final. Hasta su cuerpo viejo y roto. Sin resto.» Emiliano Sacchi

«Encima, el Diego, como no podía ser de otra manera, se vino a morir el día internacional de la lucha contra la violencia de género. Digamos que nos puso en un aprieto y varias feministas decidieron establecer una dicotomía: de un lado estaban las feministas de verdad, las que salían a marchar, y, por otro, las que habíamos decidido hacer un duelo patriarcal, las que llorábamos a un hombre.» Luciana Cadahia

Comentarios de Facebook