Eduardo Guevara

El senador Martí Batres Guadarrama aseguró que no hay ninguna tendencia hacia la militarización en México, y destacó que las Fuerzas Armadas han tenido una actuación más apegada al respeto de los derechos humanos en las tareas de seguridad pública.

A través de sus redes sociales, indicó que el Presidente de la República tiene razón en señalar -en su reciente informe de gobierno- que no hay una militarización del país.

El legislador de Morena resaltó que lo que hay es una buena relación entre el gobierno de la República, particularmente del titular del Ejecutivo, con las Fuerzas Armadas.

“Esto es muy bueno para la estabilidad del país”, afirmó.  

Batres Guadarrama expuso que durante varios años se utilizó al Ejército en tareas de seguridad pública sin reglamentación alguna, pero ahora está previsto en la Constitución el uso extraordinario de las Fuerzas Armadas en este ámbito. 

Precisó que, por primera vez en la historia, esta participación tiene un límite, pues en la actual legislatura se determinó que el uso de los cuerpos castrenses para estas tareas no puede ir más allá de 2024.

Es decir, subrayó, en ese año se acabó la presencia de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad pública. Eso, más que ser una militarización es una desmilitarización, asentó.

Martí Batres también aseveró que el Ejército ha tenido durante este sexenio una actuación mucho más apegada a la lógica de los derechos humanos. Puso como ejemplo que bajó el número de denuncias de desaparición forzada en 22 por ciento y el de fosas clandestinas en 32 por ciento. 

Por otro lado, dijo que hay decisiones que se han tomado por el Estado mexicano, “que antes no se quisieron tomar”, como la de permitir que el Comité de Naciones Unidas, en materia de desaparición forzada, tome cartas en el asunto y pueda conocer de casos que ocurran en el país. 

Comentarios de Facebook