El Indeleble

En el marco de la conmemoración del Día Nacional del Médico, el gobierno municipal en conjunto con la Sociedad Médica Tepahtiani Nezahualcóyotl rindieron un sentido homenaje a los 63 médicos de esta localidad que entregaron sus vidas en sus esfuerzos por salvar a las víctimas de la pandemia de COVID-19, ello por medio de la develación de una placa en el Paseo Cultural en la Avenida Pantitlán, entre López Mateos y Ángel de la Independencia, así como la entrega de reconocimientos a los familiares de los médicos que lamentablemente han perdido la vida en esta lucha.

El alcalde, en compañía de miembros de dicha Sociedad, integrantes del Cabildo, médicos y familiares de los médicos que murieron a causa de la pandemia durante los últimos siete meses, guardaron un minuto de silencio al inicio del homenaje, al tiempo que reconoció la importante labor que desarrolla todo el personal de salud, no sólo durante la crisis sanitaria, sino que la lleva a cabo de manera permanente para salvaguardar la vida de los ciudadanos, un factor que sin duda es importante para procurar el bienestar de los habitantes de la localidad, y que sin ellos la pandemia tendría consecuencias peores.

De la Rosa García hizo un llamado para mejorar las condiciones bajo las que el personal de salud desempeña sus labores, así como las salariales, pues el reconocimiento a su labor, no sólo debe quedar en palabras, pues durante esta crisis sanitaria totalmente inesperada en todo el mundo, pusieron en riesgo sus vidas, misma que sólo podrá superarse con el esfuerzo y solidaridad de la ciudadanía.

Por su parte Sarahí Hernández Pacheco, presidenta de la Sociedad Médica Tepahtiani Nezahualcóyotl, afirmó que no celebran el Día del Médico como en años anteriores, sino honrando a todos sus colegas que dieron su vida por la de otros, quienes hicieron sus miedos a un lado con el firme propósito de salvar la vida de los demás.

Agradeció al presidente municipal la sensibilidad que tuvo para que en conjunto, se llevará a cabo este sencillo pero emotivo homenaje, quienes dejaron todo por ayudar a sus semejantes, aún a costa de su propia vida.

Mariela Montserrat Rodríguez Casanova, hija de Alejandro Rodríguez Garnica, uno de los 63 médicos que murieron víctimas de COVID-19, dedicó unas palabras para su padre, recordándolo como un hombre amoroso y dedicado a procurar la salud de sus pacientes, al tiempo que llamó a los habitantes de este municipio a cuidarse porque la enfermedad es muy real y personas como su padre están en alto riesgo de enfermarse, y no sólo a ellos, también a sus familias, amigos y colegas.

Finalmente, el presidente municipal Juan Hugo de la Rosa García, hizo un atento llamado a los ciudadanos para no bajar la guardia, pues la pandemia no está superada, ya que tan sólo ayer se registraron 95 nuevos casos positivos, acumulando ya 8892 personas contagiadas, llamándoles a reforzar las medidas sanitarias como desinfectar de áreas comunes en sus domicilios y espacios de trabajo, lavarse las manos constantemente o usar gel antibacterial, evitar aglomeraciones, reuniones y fiestas, ventilar los espacios cerrados y muy particularmente portar cubrebocas al salir de casa.

Comentarios de Facebook