La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México dirigida por Eduardo Contreras Pérez dio a conocer datos interesantes sobre el consumo relacionado a la celebración del Día de la Candelaria en la capital del país, misma que tendrá efecto el próximo domingo y que se compagina con el primer fin de semana largo del año, lo cual podrá traer un impulso positivo a la economía de los giros beneficiados en esta ciudad.

TRADICIÓN (DÍA DE LA CANDELARIA)

Principalmente la oferta de pequeños comercios tradicionales y talleres artesanales que en estas fechas intensifican la reparación de figuras y la elaboración de atuendos para “vestir al Niño Dios”, impulsa un incremento hasta del 200 por ciento en sus ventas.

En segunda instancia existen cerca de 2,864 giros económicos formalmente establecidos en la Ciudad de México, relacionados a dicha tradición, tales como boneterías, mercerías, venta de telas, hilos y estambres, venta de artículos religiosos y productos para manualidades, quienes previo a la fecha, tienen un aumento en ventas del 18 por ciento en promedio.

A esa oferta formal, se suman más de 1,300 puestos ambulantes en las inmediaciones de Iglesias, mercados, tianguis, paraderos, salidas del metro, plazas públicas y hasta domicilios que se identifican con letreros como “Se visten Niños Dios”. Todo ello genera una oferta de más de 4,000 mil puntos de venta, donde los precios para reparaciones van de los 30 a los 250 pesos; mientras que para el atuendo los costos inician desde los 70 pesos para algo sencillo, hasta más de 1,000 pesos para atuendos más elaborados y que requieren trabajo especial. Así también, los costos aumentan con la cercanía de la fecha.

TRADICIONALES TAMALES

La preparación y consumo de tamales como forma de “pagar” el compromiso por sacar la figura del niño en la Rosca de Reyes, tiene cada vez más auge entre los capitalinos y en esta ocasión impulsará las ventas de molinos de masa, materias primas, chiles secos, especies, moles, recauderías, pollerías, carnicerías y negocios dedicados a la elaboración y comercialización de tamales y atole, que podrán obtener ventas sobre el 80 por ciento.

Hay que destacar que en esta ocasión la tradición del Día de la Candelaria, tendrán un primer momento de buenas ventas el domingo y lunes por las reuniones familiares y de amigos, extendiéndose hasta el martes, ya que, en oficinas, centros educativos, oficinas de gobierno y otros lugares de trabajo, se realizarán convivios y reuniones alrededor de ese platillo.

DERRAMA ECONÓMICA

En ese contexto, la CANACOPE ServyTur Ciudad de México estimó que la celebración 2020 de la Candelaria, tendrá una derrama económica total de 225 millones de pesos, (por vestimenta del niño dios: 63 millones de pesos y por venta de tamales y atole: 162 millones de pesos) tan sólo en la Ciudad de México.

Patricia Guillén @patito1811

Comentarios de Facebook