Las misiones a Marte son una gran hazaña de la humanidad, representan retos científicos y tecnológicos extraordinarios que se cumplen en cada aventura al espacio, alimentan el sueño de conocer formas de vida en otros mundos, ofrecen conocimiento inédito que avanza y muestran la importancia fundamental de apoyar a la ciencia para impulsar el desarrollo, consideraron expertos de la UNAM.
Los estudios realizados en el cráter Chicxulub apuntan a que fue un asteroide lo que ocasionó la extinción de los dinosaurios, enfatizó Jaime Urrutia Fucugauchi, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.
La madrugada de este domingo 28 de febrero, la UNAM abrirá un nuevo capítulo en su historia con el lanzamiento del microsatélite NanoConnect-2, desarrollado por expertos del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), el cual será colocado a 504 kilómetros de la superficie terrestre por la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO).
Con el Telescopio Saint-Ex del Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, en Baja California, “buscamos exoplanetas que tengan características” semejantes a la Tierra, donde existe la única vida conocida hasta ahora, reveló la doctora Yilen Gómez Maqueo Chew, en el Ciclo de conferencias: Lunes en la ciencia, organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
El cráter donde aterrizó el robot Perseverance de la NASA se ubica donde llega el delta de un río, porque ahí se piensa que pudo florecer la vida; “si en Marte hubo vida, los científicos pueden encontrarla”, aseguró Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.
Desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, partió este lunes el cohete Soyuz-2.1a con la nave espacial de carga Progress MS-16, en dirección a la Estación Espacial Internacional (ISS).
Científicos de los institutos de Astronomía (IA), de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA), ambas de la UNAM, así como de la Universidad de Guanajuato y de otras instituciones de México, España y Nicaragua, detectaron por primera vez, con luz óptica, el movimiento de dos diferentes tipos de nubes de gas en la galaxia NGC 7469.
Las nubes magnéticas generadas, aun durante erupciones de baja energía del Sol, deberían considerarse en el estudio del clima espacial por tener el potencial de redireccionar rayos cósmicos que podrían devastar satélites de comunicaciones, reveló un estudio encabezado por Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.
¿Cómo podemos entender al espacio desde este hogar que es nuestro? Esa es tan sólo una de las preguntas que pueden formularse los antropólogos y antropólogas cuando se centran en el estudio de la humanidad y su relación con el espacio exterior.
Es casi nula la posibilidad de que el asteroide 2009 JF1 impacte con la Tierra en mayo de 2022, pues tiene un 0.02 por ciento de posibilidades de llegar a nuestro planeta, señalaron expertos de la UNAM quienes refirieron que su tamaño es pequeño, ya que mide de 15 a 17 metros y viaja a una gran velocidad de 23.92 kilómetros por segundo.