Patricia Guillén

Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente y director general de BBVA México, señaló durante la Reunión Nacional de Consejeros 2020 de la institución, que la pandemia de COVID-19 deja grandes retos para el 2021, que sólo podrán enfrentar quienes estén listos, y reiteró que el compromiso de la institución financiera para apoyar la recuperación económica es más fuerte que nunca.

Osuna precisó que BBVA México durante los primeros seis meses del 2020, destinó de manera prudente y responsable provisiones por 23,850 millones de pesos, lo que representó un aumento de 41.1% con respecto al mismo periodo de 2019, el 68% de estas provisiones fueron para cartera y el 32% al efecto por la pandemia del COVID-19. Registró gastos por 32,920 millones de pesos; es decir, un incremento de 4.1% comparado con el año anterior.

El directivo explicó que los resultados financieros de la institución tuvieron un impacto debido a cambios en las perspectivas y a la aplicación de los planes de apoyo. Al primer semestre de 2020, la institución financiera generó una utilidad neta de 19,809 millones de pesos y sus ingresos totales fueron por 84,121 millones de pesos.

En los últimos seis meses, BBVA México ha ganado cuota en todos los segmentos, colocándose como el líder en el mercado. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la institución cuenta con 23.2% de la cartera vigente y 23.5% de la captación bancaria a julio de 2020. Concentra 20.6% de la cartera comercial, 37.4% del crédito automotriz, 21.3% de los créditos personales, 28.6% de los créditos al consumo, 28.9% de las tarjetas de crédito y 26.2% de la cartera de vivienda.

Para Osuna, la innovación digital de BBVA México ha tenido avances importantes en los primeros nueve meses del 2020, reportando 1.6 millones de nuevos clientes móviles en la App BBVA y en la App BBVA de Empresas cuenta con 83 mil clientes móviles, desde su lanzamiento en junio de 2020. Lo que demuestra que para la institución financiera la inversión en infraestructura física y digital es una prioridad para mejorar la experiencia del cliente.

El banco tiene un total de 11.3 millones de clientes digitales, un 24% más comparado con los primeros nueves meses de 2019. A septiembre de este año, 61.8% de las ventas totales de la institución se realizaron por canales digitales, un incremento de +7 puntos porcentuales contra el 2019 y se contabilizaron 539 millones de transacciones financieras a través del móvil y la banca por internet, un aumento de 51% en comparación con el año anterior.

El vicepresidente y director de BBVA México destacó que la pandemia de COVID-19 ha refrendado que la prioridad para la institución es y siempre serán los clientes, por lo que ante la contingencia se apoyó a 1.4 millones de personas físicas, 36 mil pymes y 1,100 clientes empresariales.

Rumbo al 2021

Osuna detalló que el nuevo entorno que vive el país lo ubica en un escenario de análisis del 2020 donde se ve una contracción en la oferta y la demanda, pérdida de empleo, reducción de la capacidad adquisitiva y una menor inversión que se reflejará en una clara reducción en el tamaño de los mercados. Asimismo, existe un cambio en el comportamiento, que implica medidas sanitarias, distanciamiento social, nuevas metodologías de trabajo y la adopción total de la digitalización.

El directivo consideró que con la quiebra de algunas empresas podrían surgir nuevos competidores, fusiones e integraciones que propiciarán la disponibilidad de recursos en mercados globales y advirtió que la pandemia aún genera incertidumbre por la duración e impacto económico que tendrá y el aprendizaje continuará hasta que exista una vacuna o cura para el virus que provoca el COVID-19.

El vicepresidente y director general de BBVA México destacó en su presentación en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2020, que es fundamental adecuar la estrategia a la coyuntura para hacerle frente al 2021, por lo que la institución financiera seguirá manteniendo finanzas sanas, revisará sus prioridades, continuará por el camino de la innovación disruptiva, trabajará en un plan de reactivación, continuará poniendo foco en los clientes para un mejor entendimiento y en el fortalecimiento de los colaboradores.

Osuna señaló que, en esta crisis derivada de la pandemia, el país se encuentra “mejor parado que en crisis anteriores”, con un sistema financiero sólido y con mejores indicadores económicos que los de la crisis financiera de 1995 y aseguró que “el 2021 será un mejor año que el 2020”.

De acuerdo con el directivo, en el 2021 habrá una recuperación económica y un mayor dinamismo, que irán acompañados de la nueva normalidad por el combate al COVID-19 e indicó que el T-MEC y las cadenas de suministro permitirán una reconfiguración comercial.

El vicepresidente y director general de BBVA México afirmó que “pasaremos del shock masivo a la recuperación sectorial y regional” avance que se verá en el segundo semestre de 2020 en sectores en crecimiento positivo, como el de Salud, TI y Comunicación, así como Logística y Comercio Digital. Los sectores que tardarán más en recuperarse serán el de Turismo, Restaurantes y Comercio Físico.

Osuna enfatizó que la institución financiera cuenta con la solidez para impulsar la recuperación económica de México, emprender acciones y construir un mejor futuro.

Comentarios de Facebook