Para el año 2020 se esperan diversos escenarios en la economía de México, por lo que es necesario que el gobierno federal lleve a cabo cambios fiscales para disipar la incertidumbre, así como elevar el gasto público principalmente en proyectos de infraestructura, que de lo contrario  “los empresarios pospondrán decisiones de inversión, y eso prolonga la debilidad de la economía”, advirtió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base.

En conferencia de prensa, Siller sostuvo que pese al buen manejo de las finanzas públicas durante este 2019 por el presidente Andrés Manuel López Obrador, este próximo 2020 la economía mexicana tendrá un crecimiento de entre 0.2 y 0.7 por ciento.

“Es necesario que se disipe el ambiente de incertidumbre para los inversionistas que opten por venir a México; si no se detallan los efectos, que la administración aplique cambios fiscales el siguiente año, los empresarios pospondrán decisiones de inversión, y eso prolonga la debilidad de la economía”, dijo Siller.

La directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base dijo que entre los principales riesgos que existen en 2020 está el retraso en la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), considerada como una debilidad en la demanda agregada, el subejercicio en el gasto público y problemas de seguridad.

Asimismo, dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) también se encuentra estancado a diferencia de Estados Unidos, y un factor para la recuperación de este está en la calificación de Pemex.

Por Patricia Guillén

Comentarios de Facebook