Eduardo Guevara

Burger King anunció que ha eliminado los colorantes, saborizantes y conservadores artificiales de su hamburguesa a la parrilla más vendida a nivel nacional: la Whopper. Esto constituye un parteaguas en la industria del fast food porque es solo el inicio del camino, ya que la marca se ha comprometido a tener todo su menú completamente libre de cualquier ingrediente artificial para finales de 2021.

Al respecto, Duncan Montero, gerente general de Burger King México, aseguró: “Esta es la noticia más importante que hemos anunciado para el negocio en mucho tiempo, por la relevancia que tiene para nuestro menú y por ser pioneros en la categoría”.

Aunque la batalla ha sido larga y compleja, el resultado es realmente satisfactorio: servir alimentos y bebidas de alta calidad y de excelente sabor todos los días, al mismo tiempo que reduce su huella ambiental, se abastece de manera responsable y se tiene un impacto social positivo en las comunidades a las que sirve.

Ya lo hemos dicho y seguiremos diciéndolo porque realmente lo creemos: la comida real sabe mejor y debe ir de la mano con la comida accesible, sin sacrificar en ningún momento los ingredientes reales de la más alta calidad. Hacer una comida deliciosa, natural y al alcance de todos, así es cómo resumimos lo que nos ha inspirado en cada momento de este recorrido”, comentó Guillermo Hermosillo, director de mercadotecnia de Burger King México.

Hasta el día de hoy, Burger King ha eliminado alrededor de 8,500 toneladas de ingredientes artificiales a nivel mundial (aproximadamente 38 Estatuas de la Libertad por año) y continúa en el camino de realizar cambios sustanciales en su menú para adoptar y promover la comida real.

En palabras de Alexandre Antonello, vicepresidente de mercadotecnia de Burger King para Latinoamérica, “Burger King® está entre las marcas de restaurantes más queridas del mundo y ello también implica la responsabilidad de perseguir siempre lo mejor e inspirar al resto de la industria a hacerlo”, finalizó.

Comentarios de Facebook