Eduardo Poot

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) abandera el objetivo de la paz en el mundo y trabaja en favor de ella desde la investigación que realiza y con base en la normatividad que rige a la Institución, sostuvo el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Casa abierta al tiempo.

La labor en la Red de Violencias Estructurales y en las unidades de Violencia de Género instrumentadas en las cinco unidades académicas de esta casa de estudios, así como las actividades a nivel central “nos permiten contender con esta problemática que, si bien es fuerte, está reconocida e identificada y estamos actuando en contra de la hegemonía ejercida por los hombres”, subrayó durante su participación en la sesión inaugural de la Tercera Edición del Foro Mundial sobre Ciudades y Territorios de Paz, convocado por el gobierno de la Ciudad de México, como parte del comité organizador internacional.

Entre otras iniciativas implementadas por la UAM para contribuir a la construcción de territorios de paz citó el Laboratorio de Ciudades en Transición, en las cuales se conglomera la mayor parte de las sociedades, con 55 por ciento de la población global viviendo en metrópolis, una proporción que alcanza 75 por ciento en Europa y 82 por ciento en Estados Unidos.

El doctor Peñalosa Castro refirió que es necesario analizar las urbes como espacios que experimentan una serie de cambios en la movilidad, la educación, la sustentabilidad, la vivienda, el trabajo, el salario y la alimentación, entre otros ángulos “en los que debemos poner atención”.

El proyecto de sostenibilidad de la UAM tiene una amplia actividad desde la investigación y la vinculación en todas las sedes universitarias, subrayó el Rector General en el encuentro, inaugurado por la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la capital, quien dijo que 75 por ciento de los mexicanos vive en urbes y que esta localidad y su zona metropolitana están entre las regiones con más habitantes del planeta: 22 millones.

“Reconocemos las metrópolis como territorios de paz, no como áreas donde se encuentran las personas en forma violenta, sino buscando que sean ejemplo de paz”, en virtud de que la violencia es provocada por las desigualdades en muchos sentidos: sociales, territoriales y de acceso al agua, a vivienda y a los grandes derechos que todos debieran tener, afirmó Sheinbaum Pardo.

Esa profunda desigualdad “es lo que estamos tratando de cambiar”, lo que significa dejar de ver la educación, la salud y la vivienda como privilegios o mercancías e invertir “ahí donde hay menos”.

El doctor Juan Ramón de la Fuente Ramírez, embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas, señaló que es necesaria una alineación de las políticas públicas para fomentar el bienestar comunitario e individual, como plantea la agenda 20-30 para el desarrollo sostenible, que defiende metrópolis y asentamientos humanos inclusivos, seguros y resilientes.

El éxito de la paz sostenible en los niveles global, regional, nacional o local está en las alianzas, por lo que se requiere una coordinación eficaz con gobiernos, parlamentos, universidades y empresas para la promoción efectiva de un desarrollo urbano que permita erradicar la pobreza, reducir la desigualdad, generar prosperidad y promover la acción climática responsable.

El doctor Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que en las macrociudades, como la capital de México, se han generado grandes núcleos de riqueza que se rodean también de conglomerados de exclusión.

Un Foro como éste permitirá compartir experiencias y posibles soluciones a los efectos de la desigualdad que se manifiestan en la educación, la cultura y el acceso a los derechos sociales, “algo que tenemos constantemente que abatir”, por lo que “celebro que la Ciudad de México, con todos sus problemas y esperanzas, esté organizando este encuentro”.

La primera y segunda ediciones del Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz se llevaron a cabo en 2017 y en 2018, en Madrid, España, con el objetivo de compartir el análisis sobre las manifestaciones de violencia en las ciudades y territorios, así como de presentar sus experiencias en materia de construcción de paz desde el ámbito de la educación, la cultura, el deporte, la participación ciudadana y la recuperación de espacios públicos, así como de la legislación y la justicia social.

En la inauguración de esta tercera edición participaron también Silvia Giorguli Saucedo, presidenta de El Colegio de México; Mario Rodríguez Casas, director general del Instituto Politécnico Nacional, así como Ada Colau y Claudia López, alcaldesas de Barcelona, España, y Bogotá, Colombia, respectivamente.

Comentarios de Facebook