Patricia Guillén

Sobre la avenida Mazatlán número 20 en la colonia Condesa, se ubica Bulla, un restaurante para tapear comida propia de las 32 regiones de España.

Las tapas son pequeñas porciones de comida que se ofrecen como aperitivo y para acompañar una bebida. Y tapear o “irse de tapas”, según los españoles, es prácticamente lo mismo que salir con un grupo de amigos para ir de bar en bar a comer y beber cerveza o vino.

Sin la necesidad de ir hasta España, ahora en la Ciudad de México, el restaurante Bulla se convierte en el bar de barrio dónde pueden acudir los comensales en cualquier momento del día de los siete días de la semana y disfrutar de la comida española.

Hay tapas de todos los tipos, desde el piscolabis -patatas fritas, frutos secos o aceitunas-, hasta un auténtico festín en miniatura. Todas elaboradas por chefs oriundos de España.

Bulla es un restaurante bar de tapas, pinchos y bocatas, según explicó su chef, Pedro Martín, originario de Islas Canarias, España. Este lugar, nació durante la pandemia a iniciativa de un grupo de amigos restauranteros.

Ofrecen un ambiente dinámico y fresco e invitan a la gente a conocer la comida tradicional de los bares españoles, ya que pueden ir de paso a comer solo un bocado, a degustar una rica cena, tomarse un pinchito a la hora del aperitivo, o incluso a ver el fútbol entre amigos.

Los alimentos van acompañados con bebidas populares como aperitivos, sangrías, tintos de verano, negronis, marianitos, cocteles clásicos, cavas, vinos españoles tintos, blancos y rosados conocidos, o bien, propuesta de vinos nuevos de todas las regiones españolas y de México.

“Elaboramos los platillos de las diferentes regiones de España, principalmente buscamos conseguir los sabores de la abuela, que te recuerden a la familia, a la nostalgia de tu casa y de tu barrio”, dijo Pedro Martín, chef de Bulla.

De acuerdo con el menú de Bulla, como entrada puedes pedir: “tartaletas hojaldradas de cangrejo”, “tortilla de papa Bulla”, “tortilla de papa bar”, “pan con tomate”, “pimientos del padrón”, “morcilla de Burgos”, “papas bravas con alioli”, “croqueta de bacalao”, “rabo de toro con papas fritas” y “pulpo a la gallega”.

En ensaladas, sopas y guisos: “tamales aliñados”, “guiso con lentejas”, “mixta con aderezo de jerez” y “mixta con magret de pato”.

Además de una gran variedad de platos con arroz como: “arroz meloso de marisco”, “arroz meloso de hongos” y la “paella con mariscos”.

Platos fuertes como: “lomo de robalo a la parrilla”, “filete en salsa de hongos”, “chuletón”, “conejo salmorejo”, “lechón confitado”. Y entre los postres: “tarta de queso quemada y frutos rojos”, “crema de limón”, “pan con chocolate, aceite y sal” y “arroz con leche”.

Pedro Martín explicó a El Indeleble, que en la cocina de Bulla será implementado cada mes un plato diferente de un chef invitado procedente desde España.

En este marzo, inauguran un Festival Gastronómico con el famoso chef Gerard Bellver, que, con una explosión de sabores catalanes, presentaran cuatro tapas:

  • “Bomba de la Barceloneta”, preparada con papa y carne guisada.
  • Esqueixada de bacalao”, como homenaje a las conservas y los encurtidos.
  • Kampachi confitado”.
  • Y finalmente un “Trinxat”, basado en “el cocido”, platillo típico catalán para el día después de la Navidad.

“Queremos que vengan a disfrutar un pedacito de España en avenida Mazatlán número 20, la magia de sensaciones para un paladar tan exigente o tan aventurero, que en cada bocado destila los aromas de la comida española”, indicó el actual chef invitado, Gerard Bellver.

Cabe mencionar, que debido a la pandemia únicamente tienen permitido mesas con cuatro comensales que pueden comer más de 70 propuestas gastronómicas de España, para compartir en un ambiente relajado, amistoso y divertido, pero siempre con sana distancia.

Bulla tiene un horario de lunes a sábado de 12:00 a 22:00 horas y domingo hasta las 20:00 horas. Es importante hacer reservación.

Comentarios de Facebook