Patricia Guillén

La maestra Delfina Gómez Álvarez fue presentada durante la conferencia matutina, encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, como Secretaria de Educación Pública, quien destacó el honor que representa asumir este encargo, no como un cargo político, burocrático, sino como el encargo más hermoso que puede existir, que es el de coadyuvar en el proceso de educar a millones de personas.

El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, manifestó su satisfacción y agradecimiento por la labor realizada por Esteban Moctezuma Barragán al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y destacó que “estamos, también, muy convencidos, seguros, de que vamos a tener en Washington, vamos a tener en Estados Unidos, un buen representante, un buen embajador”.

La Secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, recordó que este año se cumple el centenario de la SEP, en la que han pasado grandes figuras, pero también se ha presenciado la burocratización de la institución, se ha visto como perdía su alma y su esencia.

Agregó que muchos maestros, como ella, vivieron o fueron testigos de abusos, de simulaciones, desvíos y de negligencia, en suma, de la corrupción de la noble Secretaría; se pasó de figuras notables y verdaderos idealistas a simples burócratas, administradores de una institución sin alma, automatizada y utilizada.

En este sentido puntualizó que no se deben olvidar los abusos de la época neoliberal sobre el Sistema Educativo Nacional, porque ello servirá de referencia para todo aquello que no se debe de repetir.

Ante esto, agregó, sorprende que sea la primera vez en 100 años que el encargado de esta Secretaría, tenga su origen en la Educación Básica, que una profesora de Educación Básica asuma la responsabilidad de la misma.

Enfatizó que “a diferencia de muchos, yo no sólo estudié los problemas de la educación mexicana, yo no solo leí los diagnósticos o las recomendaciones de algunos especialistas en la materia, yo los viví, yo viví las Reformas desde el aula, frente a grupo y cuando ocupé el cargo de directora escolar, desde la escuela municipal”.

Ante esto, subrayó que no es esta experiencia solamente lo que la hizo merecedora de este encargo, que desempeñará con legitimidad y honradez, con gran pasión y amor, ya que esta gran oportunidad que se está dando al magisterio, a través de ella, permitirá que en administraciones futuras sea un maestro, quien ocupe dicho cargo.

Abundó que hace dos años inició el cambio en la Secretaría, su limpieza, su despertar, pero hoy ese cambio, no solo debe continuar, como lo ha hecho efectivamente Esteban Moctezuma Barragán, de manera contundente, sino también deberá adquirir mayor velocidad y profundidad.

Reconoció los resultados que, durante sus poco más de dos años de trabajo al frente de la SEP, entrega hoy Esteban Moctezuma Barragán, a quien agradeció de manera personal y como maestra, el esfuerzo realizado, así como su trabajo coordinado con ella durante las últimas semanas, para garantizar la entrega ordenada de la Secretaría.

Destacó que Moctezuma Barragán deja un legado importante, que se retomará para hacer posible que los aprendizajes continúen, sin dejar a nadie atrás, ya que el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador marcó a la inclusión como uno de los ejes de la Cuarta Transformación, estableciendo que se debe atender a todos los mexicanos bajo el principio de que, por el bien de todos, primero los pobres.

Señaló que las acciones impulsadas por el Presidente López Obrador, como las Becas para el Bienestar Benito Juárez o las Universidades del Bienestar Benito Juárez, así como la basificación de docentes, son logros inobjetables para una educación con equidad y excelencia.

Agregó que la pandemia llevó al Sistema Educativo Nacional a la necesidad de adaptarse continuamente, mientras se avanzaba en la lucha contra el COVID-19. El primer gran reto es hacer posible el regreso gradual a los planteles, acorde con el semáforo sanitario y en acuerdo con el gobierno estatal y la autoridad educativa de cada entidad, así como de los padres de familia.

Esto requerirá garantizar las condiciones de limpieza, salubridad, infraestructura y recursos en los planteles, así como la difusión y aplicación de protocolos de seguridad sanitaria, pero sobre todo de la participación de la comunidad que integran las instituciones educativas.

Comentó que se hará un diagnóstico continuo, que permita identificar el rezago educativo y el abandono escolar por la pandemia, así como definir estrategias de atención a la población vulnerable.

También se pondrá atención en la aprobación de la Ley General de Educación Superior para establecer mecanismos de coordinación para su aplicación; además de que se deben encontrar mecanismos para restablecer los trámites y servicios en torno a la emisión de certificados, revalidaciones y acreditaciones.

Gómez Álvarez también dijo que se revisará a fondo, para fortalecer y seguir transparentando, los procesos de ingreso, permanencia y promoción a la carrera de los docentes, además de dar especial importancia al programa La Escuela es Nuestra, impulsando la conformación de comités escolares y la dispersión de recursos del programa.

Finalmente manifestó que se hará una valoración de los avances en infraestructura a dos años, donde se modificó la forma en que se atienden los rezagos en este complejo rubro.

Frente al Presidente López Obrador, Esteban Moctezuma Barragán puntualizó que seguirá dando lo mejor de él, con honradez, resultados y profundo amor por México, de esta manera se despidió de millones de maestras y maestros, de madres y padres de familia con quienes se trabajó en estos difíciles momentos y de millones de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que son el centro de la atención diaria.

Además, le agradeció al Presidente de México la oportunidad de coadyuvar junto con él, en importantes avances en materia educativa como la revalorización del magisterio en todo el país, que se expresó en apoyo tangible como es la basificación de más de 300 mil maestras y maestros; el mantener su salario y prestaciones integras durante la pandemia y un diálogo personal del Presidente con el liderazgo magisterial.

Abundó que se tiene un nuevo Artículo Tercero Constitucional que envió el Presidente al Congreso y sus nuevas leyes secundarias, que son el faro que guía a la educación nacional: una educación con equidad, de excelencia, inclusiva e integral.

Destacó que equidad se traduce en apoyar a quien más lo necesita. Por ello, el Presidente creó el Programa La Escuela es Nuestra, que ya llegó a más de 51 mil escuelas; se tradujo también en más de 11 millones de becas para niñas, niños, adolescentes y jóvenes para hacer posible su vida escolar.

Equidad, afirmó, significa 140 escuelas universitarias Benito Juárez en lugares en donde los jóvenes nunca pensaron ver a un profesor y menos una escuela superior.

Excelencia, que significa mayor preparación magisterial. La pandemia nos forzó a dar un salto histórico hacia adelante en materia digital. Se capacitó a más de 1 millón de maestras y maestros, y a 20 millones de alumnos en el uso de herramientas digitales.

Así como en 1963 nació el Libro de Texto Gratuito, Moctezuma Barragán señaló que en 2020 nació la educación digital, que llegó para quedarse, gracias al programa impulsado por el Presidente, Aprende en Casa I, Aprende en Casa II y el que tocará instrumentar a la maestra Delfina, Aprende en Casa III.

Comentó que la excelencia también significa mejorar los contenidos de los Libros de Texto Gratuitos, y por ese motivo el Presidente instruyó iniciar con Civismo y Ética, mismos que ya circulan como la primera aportación a la formación humanista de niñas y niños, para que abracen valores universales, que son la base de la verdadera felicidad.

Moctezuma Barragán expuso que excelencia significa que lo que se aprende ayude a vivir de mejor manera; por ello se incorporaron los contenidos de Vida Saludable en la currícula educativa para impulsar tres hábitos de vida personales: una sana nutrición, practicar el ejercicio y vivir con limpieza e higiene.

La inclusión es abrir el servicio educativo a las comunidades indígenas de todo el país, en su propia lengua e incluir a las comunidades afromexicanas, además de incorporar contenidos regionales y locales en Planes y Programas de Estudio y fortalecer la interculturalidad de nuestro país, abundó.

La educación a distancia ha sido aprovechada también por adultos y adultos mayores quienes han concluido y certificado sus estudios; inclusión también significa apoyar a las personas con discapacidad de manera especial, así como un enfoque de género en todas las decisiones educativas.

Detalló que educación integral significa educar para la vida, por ello además de fortalecer el aprendizaje de lecto-escritura, matemáticas, tecnología y ciencias se han incluido en la currícula los valores, el civismo, la ética, las artes, en especial la música y el desarrollo socioemocional, esto último, nunca antes más urgente que ahora.

Moctezuma Barragán puntualizó que la pandemia pudo ser enfrentada en lo educativo con la Educación a Distancia misma que, aunque tiene importantes aportaciones para la mayoría de las alumnas y alumnos, también deja retos que afrontar.

Las niñas y los niños no están compartiendo y socializando cotidianamente. La duración de la pandemia ya provoca tensiones en los hogares y urge regresar a clases garantizando la salud.

Recordó que para este regreso a clases hay un protocolo que permitirá identificar los rezagos, así como el abandono escolar o los problemas socioemocionales tanto de alumnos como de maestros.

Indicó que el tiempo será el mejor juez de cómo el magisterio salió con todo su compromiso y esfuerzo a evitar que se suspendiera el aprendizaje, por lo que expresó su mayor reconocimiento a las maestras y maestros de México, “ha sido el mayor honor de mi vida encabezarlos durante estos dos años”.

Moctezuma Barragán enfatizó que se atacó frontal y estructuralmente la corrupción, la lucha contra el llamado huachicol educativo, a través del sistema abierto y transparente de asignación de plazas, que permitió asignar más de 20 mil plazas con mayor transparencia.

Finalmente apuntó que la Nueva Escuela Mexicana forma mexicanas y mexicanos incorruptibles, con consciencia social, capacidades plenas, pensamiento crítico, productivos, con pasión por el arte y la cultura, y sobre todo con un profundo amor por México.

Comentarios de Facebook