Patricia Guillén

Las galletas no sólo son pequeños trozos de sabor que complementan un vaso con leche, café o té, son también acompañantes de momentos especiales con amigos y familia. Mejor aún si estos crujientes productos tienen esencia casera.

Con la idea de recrear recuerdos felices nace Kukki, marca de repostería artesanal 100% mexicana que lleva la tradición familiar a otro nivel; cuyo sabor se distingue por la utilización de diferentes ingredientes gourmet para crear principalmente galletas y alfajores.

“Decidimos crear Kukki para conmemorar el recetario de la familia, pues desde niño en las reuniones familiares no podía faltar este postre con esencia hecha a mano, que supiera a unión, a felicidad. Es decir, todo lo que implica estar en el hogar y disfrutar de momentos dulces con tus seres queridos”, comenta Pablo Beitman, fundador de Kukki.

Kukki rescata la tradición familiar y sabor de dos generaciones honradas por Pablo Beitman, quien además de hornear galletas y alfajores, dedica su conocimiento a crear otros postres hechos con ingredientes de alta calidad y con ello recordar a las personas, que los sabores con los que crecieron siguen vigentes y pueden degustarse en todo momento.

Las galletas de Kukki capturan la esencia de sus ingredientes de primera clase para ofrecer una sofisticada explosión de sabores en los que se combina de manera ideal el detalle de la preparación artesanal con la vanguardia en los estilos de repostería.

“Las Kukki van bien con todo y la creatividad para combinarlas son infinitas gracias a la variedad de sus ingredientes, que van de los tradicionales como la nuez, especias, frutas y chocolate, a exploraciones sensoriales con pay, té chai y moca”, asegura Pablo Beitman.

Para los fans de las galletas, Kukki ofrece la posibilidad de personalizar cajas para llevar a casa una variedad de productos únicos elaborados por esta marca familiar con visión contemporánea para consentir a la CDMX con mucho sabor.

Comentarios de Facebook