Diego Ríos

Todo lo que represente ahorros es bienvenido, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al ser cuestionado sobre la fusión del IFT, la Cofece y la CRE, como lo propuso ayer, el senador Ricardo Monreal. Es viable porque «estos organismos reguladores son costosos y no han logrado avances en los objetivos para los que fueron creados», agregó el mandatario.

Esta mañana en Palacio Nacional, López Obrador aseguró que no conocía el planteamiento:“No sabía de esta iniciativa del senador Monreal, pero si ayuda a reducir los gastos, si es para ahorrar, estoy de acuerdo. Hubo excesos en la creación de organismos, muchos innecesarios, y casi todos muy costosos. Este organismo, el IFT, tiene como 40 direcciones, es un aparato burocrático excesivo. Pero no es el único caso, el Instituto de la Transparencia (INAI) igual, y además, con presupuestos superiores a los mil millones de pesos al año”.

El Presidente calificó de “aparatos pantalla” y productos del modelo neoliberal a los órganos reguladores, dotados hasta con su propio lenguaje y de supuestas autonomías que no terminaban de serlo, pues existen gracias al dinero del pueblo a través de sus presupuestos.

“No hay que olvidar que eso es dinero del presupuesto, es dinero del pueblo. Y se les hizo fácil, fue parte del modelo neoliberal ir creando todos estos aparatos pantallas. Este instituto de telecomunicaciones se creó para que no predominaran los monopolios en la comunicación y se ha avanzado muy poco, sigue habiendo los llamados preponderantes, que es una manera eufemística de decir monopolio, porque también crearon un lenguaje, una terminología de políticas públicas, de las nuevas políticas públicas, pero todo terminaba en crear aparatos supuestamente autónomos, supuestamente independientes y ahí se iba la mayor parte del presupuesto”.

Ayer el senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara Alta, presentó la iniciativa que crea el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB), el cual, según el legislador “tendrá por objeto garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir y combatir los monopolios en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión”, a partir de la fusión entre el IFT, la COFECE y la CRE. Dicho órgano regulador único estaría basado en un modelo ya existente en países como España, último país que unificó a sus instancias reguladoras en un solo ente. Su presupuesto bajaría hasta en 500 millones de pesos al año, con relación a lo ejercido actualmente por las instancias aludidas en conjunto.

Esta medida fue cuestionada por el Partido Acción Nacional y por especialistas de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, pues consideran a la fusión una vía para que se pierda la “autonomía” de los órganos reguladores, ya que la elección de los consejeros quedaría en manos del Ejecutivo Federal a propuesta del Senado de la República.

López Obrador señaló que mientras implique un ahorro la fusión de los órganos regulares, esta inicitiva cuenta con su apoyo, y de paso recordó que estas instituciones se han negado a percibir ingresos de acuerdo a la Austeridad Republicana encabezada por su gobierno, pues han presentado amparos para cobrar sueldos superiores del que recibe el jefe del Ejecutivo, aunque sea inconstitucional y moralmente reprobable en un país con una población mayoritariamente pobre.

“Nosotros, todo lo que signifique ahorrar lo vemos bien. Le costaba mucho al pueblo mantener al gobierno. Era un gobierno mantenido y bueno para nada. Y todavía se enojan porque no pueden ganar más que lo que recibe el Presidente de la República y presentan amparos. Ganaban hasta 600 mil pesos mensuales, de los mejores pagados en el mundo. Era una República simulada y como no había honestidad, entonces aparentaban que no se permitía la corrupción y por eso a crear organismos”.

Aún no terminaba la conferencia del Presidente, cuando el IFT emitió un pronunciamiento donde estableció que no había conocido ningún borrador o anteproyecto previo a la iniciativa del senador Monreal, y por esta razón, no habían hecho consideración alguna al respecto, sin embargo, se mantienen en funciones y con la premisa de velar por el desarrollo eficiente de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

“El IFT no tuvo conocimiento alguno sobre el anteproyecto que fue dado a conocer, por lo que no emitió comentarios ni sugerencias a dicha iniciativa. Sin perjuicio de lo anterior, en cumplimiento a nuestro mandato constitucional de promover el desarrollo eficiente de los sectores de Telecomunicaciones y Radiodifusión, siempre mantendremos una actitud abierta al diálogo con otras instituciones del Estado Mexicano en beneficio de la competencia, los usuarios y las audiencias de nuestro país”.

Hace un mes, López Obrador ya había cuestionado el papel de los órganos reguladores, específicamente el del IFT, al preguntar si desde la creación de ésta entidad se habían terminado los monopolios en los medios de comunicación. En aquella mañana avisó que ya se venía una revisión en el sector de las Telecomunicaciones, y si bien esta iniciativa de Morena en el Senado lo sorprendió, fue ideal para reiterar que estos organismos autónomos han servido para dar empleo a parientes o compadres, y sólo robustecer el aparato burocrático.

“Si esta iniciativa va a significar ahorros, adelante. ¿Y quienes trabajaban ahí? La mayor parte, puro recomendado de los altos funcionarios públicos y de los que mandaban en el gobierno. Sólo en el sector energético crearon como cinco o seis organismos: la CRE, la reguladora de energía, la de hidrocarburos. Hubo otra para administrar los fondos derivados del petróleo. En la industria eléctrica lo mismo, la encargada de la regulación de la energía eléctrica. Como cinco o seis. ¿Qué?, ¿no era suficiente el Consejo de Pemex?, ¿el Consejo de la Comisión Federal de Electricidad?, ¿la Secretaría de Energía? Tenian que crear cinco organismos más. Se servían con la cuchara grande”.

Y a continuación, enumeró algunos de los casos conocidos donde los organismos reguladores fueron omisos ante diversas compras del gobierno en sexenios anteriores que resultaron ser fraudulentas, o que sólo convenían a los vendedores, pero no a la nación.

“¿Y qué hacían? Pues autorizar todas las operaciones fraudulentas. ¿Quiénes autorizaron la compra de la planta de fertilizantes, este escándalo de corrupción de Fertimex? Pues esos organismos. ¿Quién aprobó que se les entregara gas a precios bajos en condiciones leoninas a Odebrecht? Pues esos organismos. Entonces, ojalá y se queden los indispensables, los que ayuden al bienestar del pueblo, no para darle trabajo a los amigos, a los familiares, a los compañeros de universidad, de las escuelas surgidas en estos periodos también, de las nuevas escuelas. Todos estos organismos llenos de profesionales surgidos de las universidades o institutos que estaban de moda”, indicó el Presidente.

Ayer por la tarde, el senador Monreal refrendó su iniciativa ante las críticas de la oposición y los especialistas del sector, y anunció que en septiembre próximo será enviada a la Cámara de Diputados. Ni la CRE, ni la Cofece se han pronunciado hasta el momento.

@diegorioz

Comentarios de Facebook