Diego Ríos

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que mandará una nota diplomática al Gobierno de Estados Unidos para solicitar información sobre lo que pudo saber el expresidente Felipe Calderón sobre el operativo llamado “Rápido y Furioso”, aplicado en México por agencias de seguridad estadunidenses, durante el sexenio del mandatario panista, para introducir miles de armas de fuego, y que le costó la vida a cientos de miles de personas, incluido un oficial norteamericano.

“Esas armas se usaron para cometer homicidios en nuestro país, incluso con una de esas armas se le quitó la vida a un funcionario estadunidense en México. Estamos ante un caso delicadísimo porque se está reconociendo que hubo una intromisión ilegal, violatoria de nuestra soberanía por un gobierno extranjero, en el caso de que no existiera o existiese cooperación. Entonces, si ya sabemos esto de parte del expresidente, pues vamos a mandar una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos”.

Todo empezó la mañana de ayer, cuando el presidente López Obrador recordó los enjuagues protagonizados en los pasados sexenios por políticos que se hicieron de la vista gorda, o dieron carpetazo a casos de corrupción muy sonada, donde estarían involucradas agencias de Estados Unidos. “Habría que investigar cuál es la responsabilidad de funcionarios de Estados Unidos, cómo se hicieron los acuerdos entre gobiernos, porque había una estrecha cooperación, tan es así que cuando García Luna se va del país, se va a Miami, no se fue a París”, ilustró el presidente.

Y continuó “se trata de limpiar, pero bien, de arriba para abajo, no simular, no a los chivos expiatorios, sino acabar con la corrupción en serio. Entonces, ¿cómo estaba ahí el enjuague?, ¿pero además en qué consistieron las operaciones que llevaron a cabo de manera conjunta la Secretaría de Seguridad y la DEA?, ¿en qué consistió lo de la introducción de armas, el acuerdo entre gobiernos? A ver, ¿para qué nos andamos preguntando tantas cosas?, ¿por qué no se le pregunta…?, bueno, si quiere él también, porque es libre de contestar, pero sería bueno saber si el expresidente Calderón sabía o no lo de la entrada de armas en el operativo de “Rápido y Furioso”, nada más eso, ¿y por qué lo permitió si lo sabía?, ¿para qué vamos a meternos en más cosas? Con eso” cuestionó el jefe del Ejecutivo.

Ayer por la noche, Felipe Calderón al parecer “mordió el anzuelo” y respondió vía Twitter a los cuestionamientos vertidos desde Palacio Nacional, dichos tuits fueron leídos esta mañana a petición del presidente López Obrador, por Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia:

– Jesús Ramírez Cuevas: Es un tuit del expresidente Felipe Calderón que hizo ayer 7 de mayo a las 7:00 de la noche, dice: ‘Es falso que el gobierno de México haya tenido un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para introducir armas a país. Durante la administración 2006-2012 el gobierno mexicano exigió firmemente al gobierno de Estados Unidos detener el tráfico de armas que llegaban a los criminales. Abro hilo’. Y hace otros comentarios.

– Presidente Andrés Manuel López Obrador: A ver, los otros.

– Jesús Ramírez Cuevas: ‘Después de mucha insistencia, el gobierno de Estados Unidos ofreció tomar acciones para frenar el tráfico de armas, entre ellas, la procuraduría de aquel país buscó recolectar y generar evidencia judicializable para detectar, detener y llevar a juicio a los traficantes de armas’.

En otro tuit: ‘Es en este marco que, según se supo después, introdujeron detectores electrónicos en armas comercializadas en la frontera para rastrear su movimiento y actuar judicialmente contra los culpables; sin embargo, la situación salió de control de las autoridades estadounidenses’.

-‘La llamada operación “Rápido y Furioso” fue un operativo secreto, cuya implementación y resultados fueron revelados a agencias mexicanas en la medida en que fueron del conocimiento público, resultados negativos no deseados por sus autores en del Departamento de Justicia.’

-‘En ningún momento, el contenido ni la implementación específica de dicha estrategia judicial americana fue un tema que fuese materia de conocimiento, discusión y menos de acuerdo entre oficinas presidenciales’”, leyó Ramírez Cuevas.

Ante estos tuits donde el expresidente Felipe Calderón asumió conocer del operativo “Rápido y Furioso”, según él, cuando ya había sido efectuado, el presidente López Obrador instruyó a su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard a mandar una nota diplomática al gobierno estadunidense para aclarar el conocimiento que tuvo el ex presidente panista durante su mandato del operativo que pusieron en marcha tanto agencias norteamericanas en coordinación de la Secretaria de Seguridad Pública al mando de Genaro García Luna.

“Queremos informe sobre este caso, que informe el Departamento de Justicia y qué bien que esté aquí el secretario de Relaciones Exteriores para que se proceda y se pida toda la información sobre este asunto y se dé a conocer y se difunda, se sepa en México ampliamente cómo sería el procedimiento”, ordenó el presidente López Obrador.

Ante esta indicación el secretario Ebrard dijo que hoy mismo se efectuaría dicha solicitud al gobierno del presidente Trump y que se haría del conocimiento público.

“Siguiendo esta instrucción, lo que haríamos es elaborar una nota diplomática que presentaríamos hoy mismo al gobierno de los Estados Unidos para que se comparta al Gobierno de México y, por supuesto, a la opinión pública en nuestro país el conjunto de las averiguaciones, investigaciones que en su tiempo se realizaron respecto a este operativo, las conclusiones a las que se llegaron por parte de la administración para que podamos someterlo a análisis y se pueda informar, tanto a las instancias legales en México como a la opinión pública. Hoy mismo haríamos esa nota diplomática siguiendo sus instrucciones, señor presidente”, asumió el canciller mexicano.

@diegorioz

Comentarios de Facebook