Patricia Guillén

Banco Base, advierte que, cambiar la Ley del Banco de México (Banxico) sin consultarlo puede llegar a interpretarse como una vulnerabilidad de su autonomía, sobre la cual recae la reputación, necesaria para la consecución del objetivo de inflación estable.

Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, dijo que el Banco de México, al ser el administrador de la política monetaria de México «representa uno de los pilares sobre los cuales se sustenta la confianza sobre la economía».

Siller dijo que la iniciativa que propone que el Banco de México reciba dólares en efectivo, que en caso de tener un posible origen ilícito pondría al banco central en riesgo, y ser sancionado por instituciones internacionales, con la posibilidad de congelamiento de cuentas y activos, entre las que se encuentran las reservas internacionales.

Sanciones internacionales a la vista

En conferencia de prensa, Gabriela Siller añadió que las sanciones que puede enfrentar el Banco de México podrían provenir de la Reserva Federal de Estados Unidos, quien podría congelar las cuentas de las reservas que Banxico tiene en su país.

«Estados Unidos ha congelado en el pasado las reservas de otros países como Venezuela e Irán, debido a que reciben dinero de procedencia ilícita, por lo que es importante mencionar que Estados Unidos hace una evaluación cada año para verificar que México cumpla con las reglas de prevención de lavado de dinero», dijo Banco Base.

Tras lo antes mencionado, cabe destacar que este mismo miércoles 9 de diciembre de 2020 el Senado de la República aprobó el Dictamen correspondiente a la Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 20 y 34, y se adicionan los artículos 20 Bis y 20 Ter a la Ley del Banco de México y con ello Banxico adquirirá moneda extranjera en efectivo.

Modificaciones del Senado conllevan a riesgos

Banxico informó que a pesar de las modificaciones hechas al proyecto de decreto por el Pleno del Senado, consideran que en las reformas aprobadas persisten los riesgos a las operaciones del Banco Central.

Banxico advierte que con dicho proyecto aprobado pretenden beneficiar a la población que recibe billetes y monedas extranjeros. Entre dichos beneficiarios, destacan principalmente quienes se dedican a actividades turísticas y aquellos que reciben remesas en efectivo, los cuales representan el 1% del total de las remesas enviadas al país.

Imponen al Banxico compra de moneda

El Banco de México manifestó que «el proyecto propone imponerle la obligación de comprar billetes y monedas captados por la banca que no puedan ser repatriados».

Por el contrario, la acumulación de excedentes de efectivo en moneda extranjera en los últimos años ha sido reducida y la gran mayoría de las instituciones ha podido colocar directamente entre sus usuarios y clientes las cantidades captadas en el país. O bien, exportarlas a los países de origen, a través de los contratos de corresponsalía que mantienen con entidades del exterior.

El Banco de México destaca que los impactos del proyecto ocasionarán
afectaciones y riesgos substanciales sin cumplir el objeto que dicho proyecto busca
lograr.

Adicionalmente, las autoridades competentes en materia de prevención del
lavado de dinero coinciden en las afectaciones que el proyecto podría ocasionar en los
estándares que el sistema financiero debe establecer al operar con billetes y
monedas extranjeros considerados de alto riesgo, así como el contagio de
dicho riesgo al Banco Central.

Ello podría dar lugar a que autoridades extranjeras impongan restricciones a las entidades financieras de su país y que ofrecen servicios de corresponsalía a las instituciones mexicanas para procesar la moneda extranjera que estas últimas capten, así como limitaciones a las operaciones y acuerdos celebrados con el Banco de México.

Comentarios de Facebook