En Memorias de un Basilisco (Ed. Planeta), Gonzalo Lizardo evoca la vida de un personaje adelantado a su tiempo; un hombre extraordinario que murió fiel a sus principios: Guillén Lombardo, el Basilisco.

En las postrimerías del año del Señor de 1659, cuarenta mil cristianos se aglomeran en la lluviosa Plaza Mayor, en la capital de la Nueva España, para presenciar el primer auto de fe realizado en diez años por el Santo Oficio. El pueblo sigue a los condenados de esa tarde que, en solemne procesión, se dirigen al Quemadero, donde morirán abrasados hasta convertirse en cenizas. Entre aquellos miserables destaca el Basilisco, hombre de grandes ideas, cuya habilidad para vencer enemigos con la pluma o la espada se haría legendaria.

Nacido en Irlanda, el Basilisco pasó la vida entre su tierra natal, la corte española y la Nueva España, donde murió por ser fiel a sus principios: “proclamó la independencia de la Nueva España…, había escapado de las mazmorras inquisitoriales solo para difundir por escrito, violando el santo secreto de la Inquisición, de que sus jueces eran unos criminales impíos y avariciosos, que no perseguían judíos para salvar sus almas, sino para expropiar sus haciendas”.  Pirata, conspirador, rebelde y poeta, su vida fue una aventura.

En estas páginas, el lector recorrerá, a través de Guillén Lombardo, uno de los pasajes más oscuros de la Iglesia Católica: La Inquisición de la Nueva España. Una época en la que el saber estaba prohibido. Y en la que personajes como él representaban una amenaza para la Institución.

Gonzalo Lizardo

Gonzalo Lizardo (Fresnillo, Zacatecas, 1965) es novelista, hermeneuta, artista gráfico y doctor en Letras por la Universidad de Guadalajara. Entre sus libros destacan Jaque perpetuo (2005), Invocación de Eloísa (2011) y El demonio de la interpretación. Hermetismo, literatura y mito (2017), con el que obtuvo el 14º Premio Internacional de Ensayo Siglo XXI. En la actualidad es catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas y miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México.

Comentarios de Facebook