Eduardo Guevara

En los últimos años, la digitalización ha cambiado nuestra manera de relacionarnos, incluida la forma de encontrar pareja. En algunos países, las aplicaciones de citas son ya la forma más popular de conocerse, y la comunicación entre las parejas modernas es casi impensable sin las redes sociales.

Sin embargo, hay otra cara de la moneda: la recopilación y exposición pública de datos personales (también conocida como «doxing«), se ha convertido en una gran preocupación en el mundo digital. De hecho, según un estudio realizado por Kaspersky sobre las principales amenazas y temores a los que se enfrentan los usuarios al tener citas en línea, dos de cada diez usuarios mexicanos ha sido objeto del doxing al buscar pareja online.

Gracias a las redes sociales y las aplicaciones de citas, la comunicación se ha vuelto más fácil y rápida. De hecho, según la investigación de Kaspersky, la mitad (55%) de los encuestados en México admite que gracias a las aplicaciones de citas les resulta más fácil conocer personas, aunque el 85% afirma que tiene miedo de ser acosado por alguien a quien ha conocido online, una de las consecuencias del doxing.

Compartir demasiada información personal en las aplicaciones de citas y en las redes sociales es algo que puede acarrear grandes problemas en el futuro. Los usuarios dejan un amplio rastro de información de identificación en línea, y estos datos pueden ser recopilados y utilizados por los doxers.

El acceso de estos usuarios malintencionados a datos personales como la dirección, lugar de trabajo, nombre, número de teléfono, aumenta los riesgos de trasladar las amenazas del mundo virtual al físico. Por ejemplo, 17% de los encuestados en México admite haber sido objeto de doxing.

Además, un 13% adicional sufrió doxing al conocer personas en línea, pero al no estar familiarizado con el concepto no lo reconocieron como tal. La investigación también revela más detalles sobre las amenazas a la privacidad a las que se enfrentan los usuarios cuando tienen citas en línea.

El 10% de los entrevistados admite que, mientras se comunicaban online, su pareja compartió capturas de pantalla de su conversación sin su consentimiento, les amenazó con información personal que encontró en línea, filtró sus fotos íntimas o les acosó en la vida real, lo que también es una consecuencia directa del doxing.

El problema más extendido es el ciberacoso: el 19% de los encuestados admite que ha sido acosado en las redes sociales por una persona con la que no hizo match.

«Efectivamente, las redes sociales y las aplicaciones de citas han facilitado mucho el hecho de encontrar pareja. Puede que encuentres el amor de tu vida en línea, pero por desgracia también hay bots y estafadores que buscan presas en las plataformas de citas. Por eso, mientras te comunicas con alguien online, sigue siendo importante recordar las reglas básicas de la privacidad digital. Para tener una cita en línea segura, recomiendo no compartir información de identificación personal, como el número de teléfono, la ubicación, la dirección de casa o del trabajo «, finalizó Anna Larkina, experta en seguridad de Kaspersky.

Comentarios de Facebook