Santiago Poot

Si alguna vez tuviste que solicitar un crédito, tarjetas bancarias y departamentales o planes de telefonía, entre otros, seguramente sabes que uno de los requisitos para demostrar que tienes la capacidad económica de cubrir ese préstamo, es el famoso y a la vez temido buró de crédito. Es decir, tener un buen historial te permite ampliar tus posibilidades para acceder a un financiamiento, ¿y tú, realizas tus pagos a tiempo y en la cantidad que corresponde?

Muchos mexicanos dejaron de hacerlo durante la pandemia, expertos estiman que al menos cerca de 2 de cada 10 mexicanos optaron por no pagar sus créditos y decidieron ocupar sus ingresos para el gasto corriente, esto es servicios, comida, salud y para cubrir necesidades relacionadas con el trabajo o escuela en casa. Sin embargo, es altamente probable que este 17.7% de mexicanos tengan ya en su historial algunas calificaciones poco favorables que en un futuro limitarán sus posibilidades de acceso a un crédito.

“Contar con finanzas saludables y sobre todo con una buena reputación en términos económicos se ha vuelto primordial, principalmente por los préstamos que ofrecen diferentes instituciones. Sin embargo, el buró de crédito resulta una limitante para quienes no lo conocen o porque temen estar en la “lista negra”. Es importante que las personas que buscan acceder a soluciones financieras conozcan que hay otras opciones para obtener un préstamo, empresas que utilizan herramientas diferentes para conocer su historial y facilitar el acceso a recursos” menciona Dante Teytud, director comercial de Credifiel y experto en finanzas personales. 

Antes de que consideres pedir un nuevo crédito, instituciones oficiales como la CONDUSEF recomiendan que revises cierta información relacionada con tu capacidad económica, además de considerar las ventajas y desventajas que esto puede traerte.

“Un buen historial crediticio equivale a una buena calificación que muestra la puntualidad y capacidad del usuario. Por lo tanto, es un mejor candidato para conseguir préstamos e incluso podría hacerse acreedor a tasas de interés preferenciales”, finaliza Teytud.

Durante muchos años se ha creado el mito de que el buró se trata de una “lista negra” en la cual se boletina a las personas que no pagan a tiempo o deben un préstamo. Por ello, Credifiel, firma mexicana especializada en otorgar soluciones financieras te da algunos consejos para tener un buen historial financiero:

Visita el Buró de Crédito

Realiza una revisión anual ya que puedes solicitar tu primer reporte de forma gratuita, y la segunda solicitud o subsecuentes en el mismo período de 12 meses tendrá un costo de $89. Solo necesitas poner el número de tu crédito y listo, recuerda que el buró de crédito tiene su propia página de internet y allí puedes revisar lo que necesites.

Sé constante

Tener atrasos en el pago de tus compromisos puede afectar tu historial. Atrasarte un día en el pago de tu tarjeta de crédito no te cerrará las puertas a otros préstamos, pero si te retrasas con frecuencia o tienes un desfase de más de un mes, sin duda, se reflejará en tu historial.

Un crédito a la vez

De pronto todos nos emocionamos cuando nos ofrecen un crédito, pero la realidad es que muchas veces es innecesario, pues las formas de pago son poco amigables y sueles adquirirlo porque “aparentaba” ser accesible. Mejor, utiliza solo el que necesites y evita deudas innecesarias.

Pide ayuda de los expertos

Siempre considera que un préstamo vía nómina es una excelente opción ya que, éste, no aparece ni afecta el historial crediticio. Actualmente, existen algunas instituciones que no lo solicitan, recuerda que al ser pago por nómina garantizas que lo puedas pagar sin inconvenientes ya que se descuenta de tu salario.

Con estos consejos tu historial crediticio estará a salvo y disponible para cuando necesites usarlo.

Comentarios de Facebook