Eduardo Guevara

Nuevos sistemas de ventilación y climatización serán necesarios en los inmuebles en la era de la pospandemia, lo cual es una oportunidad para ser innovadores, coincidieron investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al participar en el Foro virtual Visión UAM pospandemia, organizado de manera conjunta con la Cámara de Diputados, el doctor Fausto Rodríguez Manzo aseguró que si bien los espacios cerrados son un problema para la propagación del virus, “debemos voltear hacia el espacio público donde la ventilación parece natural por definición”.

De acuerdo con el académico del Departamento de Procesos y Técnicas de Realización de la Unidad Azcapotzalco es preciso legislar, crear reglamentos y normas en México en los cuales se establezca que la construcción de viviendas deberá ir acompañada de ventilación, bienestar humano, aislamiento del ruido y promoción de paisajes sonoros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido el ruido como un problema de salud pública, la situación de pandemia y encierro ha develado la falta de privacidad en los edificios y viviendas, expresó.

Los sonidos de los vecinos llegan a estar dentro de las casas, afectando el desarrollo y el trabajo en el hogar, pero no existe ley que obligue a un arquitecto o ingeniero a proteger las viviendas en ese sentido y la nueva arquitectura es ahora más endeble con la utilización de materiales ligeros.

“Es urgente una normatividad que modifique las posturas y enfoques de la arquitectura y el urbanismo y promueva espacios ventilados y protegidos de amenazas, incluido el rumor del entorno, ya que la contingencia sanitaria ha llegado para quedarse”.

El doctor Amador Terán Gilmore, profesor del Departamento de Materiales de dicha sede académica, consideró que se está volviendo a entender la necesidad de abrir espacios sanos con calidad de aire que produzca bienestar a los ocupantes.

“Desde la UAM hemos estudiado cómo hacer sistemas estructurales más seguros, económicos y con el menor costo ambiental, uno de ellos son las rejillas rígidas, que además tienen ventajas en resiliencia sísmica”.

Con dicha propuesta se integra el conocimiento moderno con el ancestral para hacer posible una nueva generación de edificios en el país que logren una buena calidad del aire, considerando los sismos, la interacción con las pandemias y demás riesgos a los que está sujeto la sociedad mexicana.

El doctor Terán Gilmore sostuvo que como ingenieros estructurales no sólo se debe atender la estructura misma, sino todos los contenidos importantes para la ocupación y operación de un inmueble.

“La nueva generación de edificios a principios del siglo XX buscaban abrir grandes espacios en el interior del inmueble y la fachada, se pensaron en los módulos unifamiliares y se fueron ensamblando en grandes unidades residenciales con la intención de proveer al entorno inmediato del habitante, agua, aire, luz y al final, se buscaba un equilibrio y bienestar, pero cuando el aspecto cuantitativo rebasa al cualitativo, perdemos el camino y lo olvidamos”.

El doctor Fernando del Río Haza, profesor Emérito y Distinguido de la UAM, hizo hincapié en tomar medidas en el transporte público donde existen aglomeraciones y no se cuenta con adecuada ventilación para los usuarios.

“Habría que reservar vehículos en circulación para reducir las aglomeraciones y normas que obliguen al sector a abrir las ventanas, así como mejorar la capacidad de ventilación del transporte bajo tierra como es el caso del Sistema de Transporte Colectivo, Metro”.

El profesor de la Unidad Iztapalapa también alertó sobre la falta de normatividad en México del uso de mascarillas para garantizar su efectividad en el paso de partículas dañinas.

El tema La ventilación y los nuevos requerimientos constructivos y arquitectónicos fue moderado por el doctor Manuel Rodríguez Viqueira, coordinador general de asesores del Rector general de la UAM.

Los trabajos del Foro Virtual–organizado por la Casa abierta al tiempo y la Cámara de Diputados– continuarán hasta este jueves 25 de marzo.

Comentarios de Facebook