Para todos los amantes de la novela histórica Ediciones B publicó a finales del año pasado Nerón: El esplendor y la derrota, donde la escritora norteamericana Margaret George recrea la cúspide y la debacle del emperador romano Nerón.

Nerón Augusto, junto a Popea, dirige el Imperio romano, en una era de esplendor cultural y artístico sin precedentes. Aún no tiene sucesor, pero su poder es absoluto. Sin embargo, en el décimo año de su reinado, un incendio arrasa la capital del Imperio.

Los rumores sobre la relación de Nerón con el fuego empiezan a crear malestar entre el pueblo y los políticos. Nerón sabe que su destino está ligado al de Roma y a su promesa de reconstruirla como la ciudad que deslumbrará al mundo.

Pero hay quien ve peligrosa su gloria y falsos amigos y espías conspiran en su contra. Nerón sabe que, si sobrevive, será el primer miembro de su familia en escapar a la red de traiciones de la corte romana. Si no lo logra, también sabe que es el último de su dinastía.

La reconstrucción que realiza George del hombre, tanto en lo referente a su vida pública como privada, va más allá de un viaje a los hechos: es una sutil exploración sobre la identidad y los efectos pérfidos del poder. Este es un libro sobre la identidad: cómo se construye, se pierde, se reinventa.

La autora ha llevado a cabo el que quizá sea el acto más audaz de que es capaz un autor de novelas históricas: escribir una obra de ficción épica no solo favorable a Nerón sino, en buena medida, narrada por este. La aplaudo. E imagino a Nerón, ese entendido en las artes, observándolo todo desde el Elíseo.

Margaret George

Margaret George, autora de la famosa Memorias de Cleopatra, ha querido plasmar a la verdadera María Magdalena, a quien presenta como una persona de carne y hueso, con sus dudas y sus miedos, sus intereses y sus pasiones. Su vida es el hilo conductor de este rico entramado histórico que narra un periodo clave de nuestra historia: el nacimiento del cristianismo.

El Indeleble

Comentarios de Facebook